logo_medicina
Síguenos

“El objetivo de Infarma 2023 es reflexionar sobre cómo podemos incidir en la salud global”

El director de Infarma 2023, Guillermo Bagaría, detalla las claves del congreso europeo de referencia del sector farmacéutico

Compartir
“El objetivo de Infarma 2023 es reflexionar sobre cómo podemos incidir en la salud global”

Por Lucía de Mingo

14 de marzo de 2023

Hoy comienza en el recinto Gran Vía de Fira de Barcelona la 33ª edición de Infarma, el encuentro europeo de farmacia que integra el Congreso Europeo de Oficina de Farmacia y el Salón de Medicamentos y Parafarmacia.  Bajo el lema “La respuesta a los desafíos de la salud”, este congreso, en el que Medicina Responsable es medio colaborador, espera batir récord de asistencia entre los días 14, 15 y 16 de marzo. 

Guillermo Bagaría, director del congreso Infarma 2023, nos habla sobre las novedades de este año, las tendencias emergentes y los desafíos del sector farmacéutico.

¿Qué supone Infarma para la profesión?

Como espacio ferial, es un espacio dinámico y activo que evoluciona. Supone tener un punto de encuentro para compartir novedades y responder a las inquietudes de un sector que está vivo. También tiene una vertiente congresual donde nos centramos y aprovechamos para hablar de la situación de la profesión, de cómo evoluciona la farmacia, la medicación, qué tendencias sociales percibimos desde el mostrador de la farmacia, cómo ha de reaccionar la farmacia individual, cómo ha de afrontar los desafíos la farmacia en su conjunto como corporación y, en definitiva, cómo respondemos a los retos que nos plantea la sociedad. 

El lema de este año es “La respuesta a los desafíos de la salud”. ¿Cuáles son los grandes desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad? ¿Y a los que se enfrenta el sector farmacéutico?

El lema del congreso es la respuesta a los desafíos de la salud, entre ellos, la evolución de la salud pública, el envejecimiento de la población, la cronicidad, cómo abordamos este sistema de salud pública, cómo se integra con la red de oficina de farmacias, cómo afloran nuevas enfermedades o qué respuestas podemos dar desde la oficina de farmacias para ayudar al sistema sanitario. Asimismo, también hay que tener en cuenta cómo evoluciona la digitalización, cómo aparecen otros actores en nuestro entorno o cuáles son los valores de la oficina de farmacia para distinguirse y continuar proyectando esa utilidad sobre una sociedad cambiante. 

Todo esto son las preguntas que nos planteamos y nos sentamos hoy para ver de qué manera podemos dar respuesta desde todos los ámbitos, ya sea la distribución, la farmacia comunitaria, la hospitalaria o la administración pública. Intentamos tocar todos estos palos y conciliar con todos los actores para ver de qué manera podemos aportar e integrarnos con el fin de dar soluciones a los retos que tenemos por delante, que no son pocos. Principalmente queremos aportar soluciones al sistema sanitario de forma que apoyemos a este sistema y las necesidades de la sociedad, aprovechando esta proximidad, esta confianza y este conocimiento. Es un reto integrarse y aportar más valor, reforzar el compromiso profesional, formarse de forma permanente, en definitiva, responder a estas inquietudes y a estas tendencias. 

Por otro lado, en el congreso ponemos mucho énfasis en lo relativo a la salud planetaria, también conocida como One Health, es decir, de qué manera la intervención que podemos tener todos en el impacto del medio ambiente puede mejorar la salud del conjunto. En eso, el sector farmacéutico tiene mucho que decir. El uso racional de los medicamentos supone una forma de mejorar los tratamientos, hacerlos más eficaces y minimizar el impacto que podamos tener sobre el medioambiente. Un medicamento que no se utiliza bien es un medicamento que no solo no causa beneficio para el cual está diseñado, sino que puede causar un perjuicio tanto para la salud del paciente como para la salud del planeta. 

¿Cuáles son los objetivos de esta 33ª edición?

El objetivo del congreso de Infarma es fundamentalmente que sea útil, que sirva para algo. Cuando uno hace el esfuerzo de desplazarse y de asistir a una serie de charlas, es esencial que se vaya con un impacto que le haya permitido avanzar profesionalmente. Hemos puesto toda la atención y el interés en dotar de contenido útil y practico las mesas de debate. Otro de nuestros objetivos es llamar a la reflexión sobre de qué forma podemos incidir a nivel individual sobre el impacto que tenemos sobre la salud global y planetaria y de qué forma podemos influir de forma colectiva para concienciar sobre la importancia de cada gesto.

¿Qué novedades hay este año?

En esta línea, una de las grandes novedades es la sostenibilidad medioambiental; tenemos un sello que certifica el esfuerzo que hemos hecho para que el impacto del CO2 sea cero. Y esto lo hemos conseguido minimizando al máximo los recursos innecesarios y que tienen una aceptación sobre el medio ambiente. Estos son, por ejemplo, folletos, el pack de bienvenida, libretas que no se utilizan, una gestión racional de los desplazamientos… El balance que hemos conseguido en Infarma 2023 es el impacto cero sobre estas emisiones, uno de los grandes sellos que nos enorgullece.

Otros objetivos de carácter organizativo es el despliegue de una sección denominada “Iniciativas de éxito” en las cuales pedimos a colegios farmacéuticos de otras comunidades autónomas que expongan y den visibilidad a esos proyectos. De esta forma, construimos en base a un conocimiento colaborativo y que nos permita avanzar en base a la diversidad de propuestas que tenemos en nuestro país. Infarma es, ha sido y será un espacio de convergencia de ideas, de propuestas a las que queremos cuidar e impulsar. 

Nos enorgullece el gran esfuerzo que ha hecho la profesión en presentar pósteres científicos. En cada edición de Infarma abrimos convocatoria para que se presenten, de todo tipo, de instituciones, universidades, de colegios de farmacéuticos, pero también ha habido muchísima presencia de pósteres de oficinas de farmacia individuales, de farmacéuticos que, en su barrio, en su ciudad o en su pueblo, han tenido una idea, una hipótesis, han establecido una metodología, la han aplicado y han obtenido una serie de resultados. Todo este proceso lo han plasmado en un poster y lo han publicado para compartirlo. Ha sido un éxito espectacular. 

He tenido la suerte de revisar gran parte de estos posters y he de decir que la nota media obtenida ha sido muy notable, tanto es así que hemos seleccionado los 30 mejores, de más de 150, para que los autores tengan la posibilidad de hacer una defensa oral ante los miembros del jurado, que son miembros del comité científico de Infarma, constituido por representantes de los colegios de Madrid y Barcelona. En esta defensa oral, hacemos una valoración para seleccionar los tres primeros, que tienen un reconocimiento económico que va desde los 2.500€ a los 1.500€. 

Este año también se ha incorporado la modalidad de congresista virtual, ¿en qué consiste?

El mundo avanza hacia las herramientas digitales, hemos aprendido mucho de la pandemia y hemos desarrollado muchas plataformas con muchas facilidades. Es cierto que la presencialidad es un plus, el contacto en los pasillos y entre personas siempre genera un punto de calidez y de relación que ayuda al impulso de una profesión. Por eso creemos en la celebración de un congreso y apelamos a que todo el mundo pueda venir y encuentre el momento para dedicarle unos días, pero también entendemos que hay personas que no se pueden desplazar con tanta facilidad, que tiene compromisos familiares o laborales. Somos conscientes de que hay muchas oficinas de farmacia en España rurales que están con ciertas complejidades logísticas y no les vamos a quitar la opción de poder participar también. Por eso hemos habilitado un acceso online para algunas charlas que hemos considerado las más estratégicas e interesantes desde una perspectiva de descripción de la situación profesional. Así se permite el acceso en streaming a determinadas aulas de actualidad. 

La digitalización es uno de los ejes principales del congreso, pero ¿cómo de desarrollada está en el ámbito farmacéutico?

Estamos haciendo una serie de esfuerzos en la digitalización, tanto desde la oficina de farmacia individual como desde la corporación. Hemos tenido grandes avances en los últimos años; la receta electrónica, la comunicación entre el médico y el farmacéutico por medio de un sistema electrónico de prescripción-dispensación, el desarrollo de plataformas de registro de actividad profesional, aplicaciones para pacientes… Hay que ver qué es lo que hemos hecho, dónde está la sociedad y qué es lo que nos falta. Hacemos una revisión introspectiva y crítica de la mano de expertos en esta área para discernir si estamos en el camino correcto, si la estrategia es correcta o no. En el tema de la digitalización hay cosas que deberían reconducirse.

Este año, esperan batir récord de asistencia. ¿Qué supone para ustedes que un año más este evento sea el encuentro europeo de referencia en el sector farmacéutico?

Es un desafío y es un reto porque cada año vamos superando las asistencias del año anterior, eso nos hace adquirir un compromiso de continuar trabajando para que esto continue siendo cada vez más atractivo. En Infarma no vamos a hablar por hablar, no vamos a pasar el rato, vamos a formarnos, a aprender, hablar sobre novedades, a contactar con otros profesionales que nos pueden enriquecer. Esto para nosotros es una forma de enriquecer al colectivo y, por ende, enriquecernos a todos. Por esto, desde la organización pensamos que hay que continuar en esta línea, manteniendo y preservando el rigor, el compromiso con la ciencia, con la salud de las personas, con la salud pública y viendo de qué manera podemos responder a todos los retos que nos plantea la evolución de la sociedad. Si la farmacia consigue ser parte de esa respuesta a los desafíos de la salud, como creo que está siendo, podremos continuar generando interés y haciendo que el congreso sea un congreso de afluencia masiva porque sentimos que la profesión está viva, que tiene cosas que decir y que aporta a la sociedad.

¿Cómo ve el futuro de la profesión? ¿Y de Infarma?

El futuro del sector yo lo veo alentador, siempre y cuando no cesemos en el empeño de aportar valor. La farmacia, la profesión, forma parte de una cadena. Esta va desde el médico que prescribe al sistema sanitario que criba y ofrece una serie de recursos, que hace un diagnóstico, que establece un tratamiento hasta que entra en juego la farmacia en su vertiente de investigación, de distribución y de Atención Primaria hospitalaria y de dispensación. 

Todos formamos parte de una cadena, por tanto, todos los puntos de intervención son importantes. Pero, por ejemplo, si en el momento de la dispensación, cuando el paciente abandona la oficina de farmacia, no tiene claro para qué es el medicamento, cómo debe tomárselo, durante cuánto tiempo y qué efectos cabe esperar, hemos fallado estrepitosamente todos, desde el primero hasta el último, desde el médico hasta el farmacéutico. El papel de todos y cada uno de nosotros no es que sea importante es que es fundamental, porque si no trabajamos de forma unida, coordinada y consensuada, ese esfuerzo se dilapida y eso sí que es un atentado contra el medioambiente, contra el sentido común y contra el esfuerzo y la responsabilidad social que se nos traslada a los sanitarios en su conjunto. 



Te puede interesar
jorge-lopez-ansiedad-defensa-ser-humano
Jorge López Vallejo: "La ansiedad es una respuesta de defensa de todo ser humano"
pfizer-las-raras
Pfizer lleva “Las Raras” a diferentes ciudades de España
las-patatas-podridas-base-para-curar-el-hongo-de-la-candida-1666103000315
Las patatas podridas, base para curar el hongo de la Cándida