logo_medicina
Síguenos

Sudoración excesiva o hiperhidrosis: ¿cómo tratarla?

Según la International Hyperhidrosis Society, al menos 220 millones de personas la padecen

Compartir
Sudoración excesiva o hiperhidrosis: ¿cómo tratarla?

Por Gema Puerto

30 de junio de 2023

Cuando llega el calor, las personas que sufren hiperhidrosis, o exceso de sudoración, ven cómo los síntomas empeoran. Es posible que se sude tanto que la ropa se empape, o que las manos, la espalda o la cabeza suden de forma constante causando a quién lo padece ansiedad social o vergüenza.

La sudoración es una función esencial del organismo que ayuda a regular la temperatura corporal, es decir, cuando esta aumenta, el cuerpo suda para enfriarlo. Sin embargo, cuando esta sudoración es más abundante de lo normal, hablamos de hiperhidrosis. “Las personas que sufren hiperhidrosis pueden sudar de manera impredecible, incluso cuando la temperatura es fresca o cuando están en reposo. La sudoración intensa no siempre está relacionada con el calor, o el ejercicio, y puede convertirse en un problema diario”, explica el doctor Moisés Amselem, jefe de la unidad de medicina estética de la Clínica Martín del Yerro-Amselem.

Causas y síntomas

La hiperhidrosis afecta por igual a hombres y mujeres y sus causas suelen ser principalmente estímulos térmicos y emocionales que desencadenan la respuesta del sistema nervioso simpático de las glándulas sudoríparas, ocasionando así el exceso de sudoración. Afecta a cerca de un 1% de la población, en los que casi la mitad de los casos tiene carácter hereditario y puede provocar incapacidad laboral en casos extremos, ya que el sudor puede empapar los utensilios del trabajo e incluso gotear y mojar el suelo. Además de estas molestias, se producen otras complicaciones como el mal olor o bromhidrosis, sobreinfección cutánea por bacterias (queratolisis picada), si se da en las plantas de los pies, y en el caso de las palmas de las manos, dishidrosis y dermatitis de contacto, además de ocasionar manos frías y cianóticas.

Tratamientos

Para tratar con esta enfermedad, es importante acentuar la higiene y utilizar tratamientos tópicos, compuestos principalmente por cloruro de aluminio que tiene una función antitranspirante. Si el paciente no tiene suficiente con esto, se pasaría a los medicamentos orales, entre los que se encuentran los betabloqueantes o inhibidores.

Otro de los tratamientos por excelencia para tratar la hiperhidrosis es la toxina botulínica (botox), una sustancia química producida por la bacteria denominada Clostridium botulinum, que es la misma toxina que causa la intoxicación alimentaria llamada botulismo. Los médicos la utilizan en pequeñas dosis para tratar problemas estéticos y de salud, entre ellos las arrugas faciales, la migraña, la distonía cervical, el parpadeo incontrolable o la sudoración severa en distintas partes del cuerpo.

Las inyecciones de bótox funcionan paralizando determinados músculos o bloqueando algunos nervios, aunque no se debe utilizar durante el embarazo o la lactancia. “El bótox se realiza en una única sesión para la hiperhidrosis. Se suele inyectar en axilas, palma de manos y menos frecuente, en la planta de los pies. El efecto depende en parte del número de viales utilizados. En mi experiencia, una media de tres meses por cada vial utilizado. En axilas, por ejemplo, utilizamos de dos a tres viales, lo cual supone una duración de seis  a nueve  meses”, explica Amselem.

Otra opción para tratar la hiperhidrosis que se utiliza en estética es el sistema Miradry, una máquina que “funciona a través de microondas y cuya función es eliminar las glándulas sudoríparas. Para los casos extremos habría que intervenir quirúrgicamente”, explica el médico estético Amselem. Sin embargo, como asegura el cirujano plástico y reparador, César Casado, las intervenciones quirúrgicas están en desuso y tienen efectos adversos. Un ejemplo es la extracción parcial de las glándulas axilares, consistente en hacer dos pequeños agujeros en las axilas por los que se extraen las glándulas sudoríparas, que "se ha demostrado que succionan las axilas y produce riesgos de linfedema”.

Otra técnica que también requiere bisturí es la simpatectomía torácica. Una técnica que tampoco recomienda el doctor Casado, responsable del Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital Ruber Internacional, debido “a que se elimina el sudor por unos años pero después se produce un efecto rebote”.



Te puede interesar
productos-botiquin-viaje
Estos son los productos que no pueden faltar en tu botiquín de viaje
semana-santa-sin-mascarillas-1648811930751
¿Semana Santa sin mascarillas?
nueva-tecnologia-beneficiosa-cancer-prostata
Crean una nueva tecnología beneficiosa para tratar el cáncer de próstata