logo_medicina
Síguenos

Un paciente de ELA gasta de su bolsillo entre 4.382 y 33.066 euros al año

Estos datos están reflejados en un estudio que ha contado con la participación de Biogen y ha sido presentado en el 22º European Network for the Cure of Amyotrophic Lateral Sclerosis

Compartir
Un paciente de ELA gasta de su bolsillo entre 4.382 y 33.066 euros al año
Foto de Marcus Aurelius. Pexels

Por Medicina Responsable

3 de julio de 2024

Un paciente de ELA y su entorno afronta cada año en España unos gastos que se sitúan entre los 4.382 y los 33.066 euros anuales por paciente, en función de si se encuentra en una etapa inicial o avanzada de la enfermedad. En general, incluyendo tanto el consumo de los recursos de los sistemas de salud como de los cuidados informales, realizados directamente por el entorno de los pacientes, y los cuidados profesionales del paciente, los costes medios anuales alcanzan entre los 7.556 euros en el caso de los pacientes con un estadio inicial de la enfermedad y los 37.901 euros en aquellos que se encuentran en un estadio avanzado. Estos datos están reflejados en un estudio que ha contado con la participación de Biogen y ha sido presentado en el 22º European Network for the Cure of Amyotrophic Lateral Sclerosis (ENCALS 2024). 

A estos gastos, según el informe, también habría que sumarles otros costes directos relacionados con consultas, hospitalizaciones, test genéticos, test neurológicos, escáneres y analíticas de sangre, que oscilarían entre los 3.174 y los 4.835 euros anuales por paciente, dependiendo de la etapa en la que se sitúe.

En cuanto a las consultas médicas, las personas con ELA necesitan una media de 15 al año, en la etapa inicial; y 24,7 en los estadios avanzados. Estos datos reflejan cómo el deterioro de la enfermedad va incrementando los costes. Lo mismo sucede con las hospitalizaciones, ya que en los pacientes en etapa avanzada el ratio de hospitalizaciones se sitúa en el 59% mientras que en casos de estado temprano se sitúa en el 10%.

Además de los costes directos generados por la enfermedad, existen otros costes indirectos que repercuten en la sociedad y que están relacionados con la pérdida de la capacidad de trabajar que padecen estas personas y su núcleo más cercano. En este sentido, los cuidadores refirieron en el estudio que tenían que cambiar con frecuencia sus condiciones de trabajo como consecuencia del apoyo a los pacientes. En un 80% estos cambios están vinculados al acompañamiento en estadio inicial de la enfermedad; en el 60%, a las fases medias; y en un 17%, a la ELA avanzada.

En cuanto a los propios pacientes, debido a la naturaleza debilitante de la patología, son muy pocos los que pueden seguir desarrollando su actividad profesional. Solo el 27% de los pacientes en estado inicial siguen trabajando y únicamente el 3% en los casos de estado avanzado.

Asimismo, cabe destacar el impacto de la ELA en la calidad de vida de los pacientes y sus cuidadores a medida que la enfermedad progresa. En este sentido, se analizó el impacto en la utilidad de los pacientes y cuidadores utilizando la escala EQ-5D, donde 1 representa un estado de salud perfecto y 0 la muerte. En España, el valor medio del índice de salud de la población es de 0,916. Según el estudio, los pacientes ven disminuida su calidad de vida a 0,69 en el estado inicial y continúa disminuyendo hasta -0,05 en los casos avanzados de ELA. Respecto a los cuidadores, la enfermedad disminuye la calidad de vida a 0,84 en las fases tempranas de la enfermedad, mientras que baja hasta el 0,65 en estadios avanzados.



Te puede interesar
aspe-denuncia-generali-sanitas-acuerdo
ASPE interpone una denuncia contra el acuerdo Generali-Sanitas
huelga-de-medicos
Huelga de médicos
exceso-sexo
Exceso de sexo