logo_medicina
Síguenos

Ozempic, el medicamento contra la diabetes que se ha agotado en todo el mundo por su uso para adelgazar

El fármaco, indicado para la diabetes tipo 2, tiene muchos efectos adversos ya que su uso es para reducir el azúcar en sangre, no para adelgazar

Compartir
Ozempic, el medicamento contra la diabetes que se ha agotado en todo el mundo por su uso para adelgazar

Por Julia Porras

12 de enero de 2023

El afán por adelgazar sin necesidad de dietas ni ejercicio ha provocado que un medicamento indicado contra la diabetes mellitus tipo II, Ozempic, esté agotado en la mayoría de las farmacias de todo el mundo. ¿La razón? Desde hace meses se ha hecho muy popular, sobre todo en redes sociales, por su uso para adelgazar. Que la socialité e influencer Kim Kardashian y el magnate Elon Musk hayan dicho en sus redes que lo utilizan, ha tenido seguro mucho que ver.

El aumento de su demanda, también en nuestro país, ha llevado a la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) a alertar, mediante un llamamiento al laboratorio creador, Novo Nordisk Pharma, SA, para evitar posibles problemas en su suministro. De hecho, muchas farmacias están guardando las pocas unidades que les llegan para los pacientes tipo 2 que lo tienen recetado por sus médicos. 

Qué es Ozempic

Autorizado en Europa desde 2017, Ozempic es un medicamento inyectable que, en combinación con dieta y ejercicio, ofrece un control de los niveles de glucosa en sangre, ya que contiene semaglutida, y también limita el apetito, favoreciendo la pérdida de peso.

Aunque algunos endocrinólogos lo están prescribiendo para ayudar a determinas personas obesas que sufren este tipo de diabetes a perder peso cuando todo lo demás falla, no está indicado para cualquiera. Según la nutricionista María del Mar Silva, “el uso del Ozempic como adelgazante es más un problema que una solución, porque la pérdida de peso real pasa por cambiar la mentalidad y los hábitos alimenticios, no por tomar algo que en realidad te está quitando el apetito y no te está enseñando a comer bien”. El tema aquí es que el Ozempic al inhibir el apetito, provoca el efecto buscado, la pérdida de peso, pero también “un déficit nutricional, porque la gente que lo toma no come, ni alimentos saludables ni no saludables, sufre un desequilibrio que les puede provocar problemas metabólicos graves”. Además, por estadística, todas las personas que han tomado Ozempic, han vuelvo a su peso inicial al dejarlo.

Por otro lado, es un medicamento que necesita receta médica y cuesta más de 100 euros en nuestras farmacias, en EE.UU ha llegado a alcanzar más de 1.000 euros.

El Ozempic, según su prospecto, está indicado para adultos con diabetes tipo 2 ya que se usa para mejorar el nivel de azúcar en la sangre junto con una dieta y el ejercicio. También se usa para reducir el riesgo de eventos cardiovasculares serios como ataque cardíaco, ataque cerebral o la muerte en adultos con diabetes tipo 2 con enfermedades cardíacas confirmada. No se puede usar en pacientes con diabetes tipo 1 porque no es una insulina.

Pero su uso no debe generalizarse, porque no es inocuo, de hecho, tiene muchos efectos secundarios, como náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago y estreñimiento, entre lo más leves, pero también causa una gran cantidad de efectos adversos muy graves. Entre estos efectos se encuentra la posibilidad de sufrir tumores en la tiroides e incluso cáncer. No debe tomarse si se tienen problemas de páncreas o renales puesto que puede producir pancreatitis. También puede provocar camios en la vista, hipoglucemia severa, (nivel bajo de azúcar en la sangre), o problemas en la vesícula biliar, según el propio prospecto del medicamento.



Te puede interesar
pedro-ellauri-sanchez-nuevo-asesor-en-keyzell-1654686835208
Pedro Ellauri Sánchez, nuevo asesor en KeyZell
motivo-del-viaje-por-salud-1649245810286
¿Motivo del viaje? Por salud
fenin-entrega-los-premios-voluntades-rse-2022-1651676759107
Fenin entrega los Premios Voluntades RSE 2022