logo_medicina
Síguenos

Descubren un nuevo desencadenante de la depresión mayor: la glicina

El estudio, publicado en Science, ayuda a comprender mejor las causas biológicas de trastornos mentales como la depresión y la ansiedad y puede ser clave para el desarrollo de nuevos fármacos

Compartir
Descubren un nuevo desencadenante de la depresión mayor: la glicina
Freepik

Por Andrea Rivero

3 de abril de 2023

Casi tres millones de personas en España están diagnosticadas con depresión, de acuerdo con la Fundación de Ciencias del Medicamento y Productos Sanitarios, Fundamed. Esta elevada cifra la convierte en la enfermedad mental más prevalente de nuestro país. Investigadores del Instituto Wertheim UF Scripps de Innovación y Tecnología Biomédica, de la Universidad de Florida, han descubierto que un aminoácido común, la glicina, puede enviar una señal de “ralentización” al cerebro, lo que podría ser un desencadenante de la depresión mayor, la ansiedad y otros trastornos del estado de ánimo en algunas personas. 

Este descubrimiento, publicado en la revista científica Science, ayuda a comprender mejor las causas biológicas de la depresión mayor y podría acelerar los esfuerzos para desarrollar nuevos medicamentos de acción rápida para trastornos difíciles de tratar. “Hay medicamentos limitados para personas con depresión. La mayoría de ellos tardan semanas antes de que entren en acción, si es que lo hacen. Realmente se necesitan nuevas y mejores opciones terapéuticas”, explica el neurocientífico Kirill Martemyanov, autor del estudio. 

De acuerdo con los investigadores, la glicina se vende como un suplemento nutricional que mejora el estado de ánimo. Es un componente básico de las proteínas y afecta a muchos tipos de células diferentes, a veces de forma compleja. En algunas células envía señales de ralentización, mientras que en otros tipos de células envía señales de excitación. Además, algunos estudios han relacionado la glicina con el crecimiento del cáncer de próstata invasivo.

De GP158 a mGlyR

Este hallazgo es el resultado de años de trabajo. En 2018, el equipo de Martemyanov descubrió un nuevo gen que estaba involucrado en la depresión inducida por el estrés, el gen receptor GPR158. Ya en esa ocasión, observaron cómo los ratones que carecían de este gen receptor presentaban mayor resistencia al estrés crónico.

Años más tarde, en 2021, resolvieron la estructura genética de GPR158 y concluyeron que se trataba de un receptor de aminoácidos. “Dijimos, 'vaya, eso es un receptor de aminoácidos’. Solo hay 20 aminoácidos, así que los examinamos de inmediato y solo uno encaja perfectamente. La glicina”, indica el neurocientífico. Además concreta que “el gen GPR158, cuando se unía a la glicina, pisaba los frenos en lugar de servir de acelerador”. Es decir, ralentizaba las funciones de las moléculas.  

Hasta ese momento el GPR158 era considerado como un “receptor huérfano”, aquellos que todavía no tienen señalizadores conocidos. Sin embargo, este hallazgo supuso un importante cambio: GPR158 ya no era huérfano, por lo que lo renombraron con mGlyR, abreviatura de "receptor de glicina metabotrópico".



Te puede interesar
aumentan-casos-tosferina-guadalajara-zaragoza
Aumentan los casos de tosferina en Guadalajara y Zaragoza
sanidad-destruira-casi-catorce-millones-de-dosis-vacunas-covid-caducadas
Sanidad destruirá casi 14 millones de dosis de vacunas de la Covid caducadas
gemelo-digital-probar-resultado-tratamiento-efectos-secundarios
"Con el gemelo digital podremos probar el resultado exacto de un tratamiento"