logo_medicina
Síguenos

Implantes osteointegrado y coclear, dos soluciones frente a la pérdida auditiva

En España alrededor de 4,6 millones de personas padecen pérdida de audición, lo que supone un 10% de la población, aproximadamente

Compartir
Implantes osteointegrado y coclear, dos soluciones frente a la pérdida auditiva
@freepik

Por Aurora Molina

3 de abril de 2024

Sufrir pérdida de audición es un síntoma más común de lo que parece. Tan solo en España alrededor de 4,6 millones de personas padecen pérdida auditiva, lo que supone un 10% de la población, aproximadamente. Ante este problema existen algunas soluciones muy eficaces, las cuales permiten a los pacientes seleccionados hacer vida completamente normal al recuperar la audición cuando los audífonos dejan de ser una opción. Se trata del implante osteointegrado y el implante coclear.  

El implante auditivo osteointegrado es un discreto dispositivo electrónico que transmite el sonido vía ósea hasta el oído interno. Este implante se caracteriza porque ofrece beneficios prácticamente inmediatos sin necesidad de tener que intervenir el oído en sí, a través de un sencillo procedimiento quirúrgico que dura media hora aproximadamente. 

A diferencia de otras técnicas, los implantes osteointegrados conducen el sonido mediante vía ósea, es decir, a través de los huesos. "Este dispositivo recibe los sonidos externos que llegan al paciente por el aire y los convierte en sonido vibratorio que se envían a través de su hueso temporal para estimular el órgano auditivo", explica el doctor Pablo Torrico, médico especialista en otorrinolaringología en el Hospital Quirónsalud Clideba

El implante osteointegrado consta de dos partes bien diferenciadas: el implante propiamente dicho y un procesador de sonido que va unido a él mediante un imán que permite ser retirado según la necesidad (para el baño, por ejemplo). El implante (de titanio) es colocado mediante una pequeña cirugía en el hueso temporal, en la parte lateral del cráneo, detrás del pabellón auricular. Al osteointegrarse en el hueso, similar a los implantes dentarios, sirve de base para conectar el audífono que va a emitir los sonidos vibratorios al oído interno. 

En cuanto a su funcionamiento, el implante osteointegrado es muy sencillo. El procesador o audífono recoge el sonido, transformándolo en vibraciones sonoras que transfiere al implante al que está conectado. De esta mantera, el implante envía esas vibraciones sonoras a la cóclea (parte interna del sistema auditivo) sin que el sonido pase por el oído externo o medio, lo cual permite que llegue de una forma más clara y limpia. 

“La intervención para la implementación del implante auditivo osteointegrado es sencilla y con escasas complicaciones”, afirma el doctor Torrico. Se trata de un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo que "se puede realizar bajo anestesia local o sedación" y que "no se prolonga más de 30 o 40 minutos". Además, otra de las ventajas de este dispositivo es que el posoperatorio presenta pocas molestias, necesitando solo unos pocos días para que cicatrice la herida de la piel. De hecho, “el beneficio para el paciente es prácticamente inmediato, logrando una recuperación que le va a permitir llevar una vida auditiva útil”, concluye.

El implante coclear 

El implante coclear, por su parte, es un dispositivo médico electrónico que logra reemplazar el funcionamiento del oído interno dañado. Lo hace transformando el sonido en energía eléctrica que estimula el nervio para que lo traduzca en las señales que debe enviar al cerebro y complete el procedimiento de la audición. 

Este implante está dirigido a reestablecer la audición en aquellas personas que sufren sordera severa o profunda y no responden a audífonos convencionales. 

Para conseguir este resultado se requiere la instalación del dispositivo interno, el cual se inserta quirúrgicamente dentro de la cóclea o caracol y se conecta con un dispositivo externo que es responsable de procesar el sonido y transformarlo en señal eléctrica. 

“Esta intervención permite al paciente volver a oír y comunicarse normalmente, lo que supone una mejora muy importante en su calidad de vida”, señala el doctor Eduardo Martín Sanz, coordinador del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Quirónsalud Toledo, que acaba de realizar la primera cirugía de este tipo de la provincia.  “Esto nos permite poner a disposición de nuestros pacientes con pérdida auditiva severa una nueva opción de tratamiento, cuando los audífonos no son útiles”, concluye el especialista.



Te puede interesar
primer-centro-monografico-de-oncologia-de-espana-1655802576914
Primer centro monográfico de oncología de España
iii-curso-de-tecnicas-roboticas-para-el-diagnostico-y-tratamiento-de-cancer-de-prostata-1648721235469
III Curso de técnicas robóticas para el diagnóstico y tratamiento de cáncer de próstata
privada-sistema-sanitario-mejor-todos
La sanidad privada aboga por un sistema sanitario que garantice la mejor sanidad para todos