logo_medicina
Síguenos

Duodopa, el primer tratamiento de levodopa subcutánea para los enfermos de Parkinson

La compañía biofarmacéutica AbbVie ha desarrollado esta terapia destinada a pacientes que sufren la enfermedad en estado avanzado

Compartir
Duodopa, el primer tratamiento de levodopa subcutánea para los enfermos de Parkinson
Fuente: AbbVie

Por Aurora Molina

30 de enero de 2024

El Parkinson es un trastorno neurológico, por lo general propio de personas en edad avanzada, que se caracteriza por la presencia de lentitud en los movimientos voluntarios, debilidad, rigidez muscular y temblor rítmico de los miembros, según la Real Academia Española. En España afecta a 150.000 personas aproximadamente, de las cuales alrededor del 38% presentan la enfermedad en estado avanzado. 

Más allá de los síntomas motores, la enfermedad también presenta problemas en el sueño, con una prevalencia de entre el 42% y el 98% de los enfermos. Además, otros síntomas como la depresión (aproximadamente el 50%), la ansiedad, fatiga o dolor muscular también pueden estar presentes. Sin embargo, según Felipe Pastrana, director general de AbbVie en España, hay que tener en cuenta que “el alcance de la enfermedad se extiende más allá de los síntomas, afectando a la calidad de vida de los pacientes, a la de su círculo más cercano y a la de sus cuidadores”. 

Con el objetivo de seguir avanzando en la lucha contra la enfermedad, la compañía AbbVie ha presentado Duodopa, una nueva terapia basada en levodopa, el fármaco que suministra dopamina a los enfermos. En palabras de la doctora Rocío García-Ramos, neuróloga del Hospital Clínico San Carlos, el Parkinson “es una enfermedad neurodegenerativa que provoca una muerte neuronal”. Esta muerte de las neuronas “hace que la dopamina se vaya perdiendo”, provocando que “el paciente se vuelva más lento: la marcha, la gesticulación, el movimiento de las manos…”. Ahora, gracias al suministro de levodopa (dopamina) de forma subcutánea durante 24 horas, los pacientes podrán tener una mayor energía y mejor movilidad tanto por el día como por la noche. 

“Este nuevo tratamiento representa un avance significativo para el abordaje de la enfermedad de Parkinson, ya que ofrece una nueva opción de tratamiento subcutáneo no quirúrgico basado en levodopa, que puede ayudar a controlar los síntomas motores para aquellos que viven con la enfermedad en estado avanzado y que a menudo experimentan desafíos a medida que avanza su enfermedad”, explica el doctor Álvaro Sánchez-Ferro, coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos del movimiento de la Sociedad Española de Neurología (SEN). 

Duodopa: qué es y cómo funciona 

Según el doctor Sánchez-Ferro, Duodopa es “el primer tratamiento no quirúrgico para la enfermedad de Parkinson avanzada. Es de manera subcutánea y dura 24 horas”. En uno de los estudios que respalda la terapia, “los pacientes con Duodopa se presentaron más tiempo en modo ON (tenían buena movilidad) y menos en OFF (sin buena movilidad”. En este sentido, se trata de “una mejoría sustancial, ya que ayuda a que los pacientes se muevan bien más tiempo durante el día y, además, hace que desde que se levanten ya se encuentren mejor, algo que antes no pasaba”, añade. 

Gracias a la aplicación de Duodopa, los pacientes mejoran la calidad del sueño, aspectos de movilidad y también su calidad de vida. Además, según apunta el doctor, “a nivel de seguridad, el estudio ha sido positivo, ya que ha habido algún efecto secundario pero leve e irrelevante, por lo que son soluciones eficaces y seguras”. 

En cuanto a su funcionamiento, el dispositivo por el cual se suministra la dopamina se realiza a través de una aguja que hay que cambiar cada dos o tres días como máximo. El tratamiento “está diseñado para que pueda ser utilizado por pacientes de todas las edades, aunque es conveniente que haya una persona que de soporte al enfermo”, explican los expertos. Aun así, siguiendo las recomendaciones de la doctora García-Ramos, durante las primeras veces es conveniente “que los pacientes cambien a diario la aguja, ya que no se conoce la reacción que va a tener la piel”, aunque insiste en que el paciente “puede estar hasta tres días con la misma aguja administrándose el fármaco, siempre y cuando no se desconecte del dispositivo más de tres horas. El objetivo es que el tiempo de recambio se pueda ir alargando”. 

 



Te puede interesar
primer-medicamento-para-amiloidosis-cardiaca
El primer medicamento para la amiloidosis ya está en España
tribunal-superior-justicia-madrid-avala-decision-cesar-jefe-uci-pediatrica-paz
El TSJM avala la decisión de la Comunidad de Madrid de cesar al jefe de la UCI pediátrica de la Paz
telefono-jovenes-atencion-psicologica-madrid
Madrid pone en marcha un teléfono para la atención psicológica de los jóvenes