logo_medicina
Síguenos

Alain Delon pone cara al suicidio asistido

Compartir
Alain Delon pone cara al suicidio asistido

Por Lucía de Mingo

2 de abril de 2022

Muchas son las bocas que se abren al conocer que Alain Delon ha solicitado el suicidio asistido. El actor francés, a sus 86 años, ha solicitado que se lleve a cabo esta práctica en Suiza, país en el que reside actualmente y en el que es legal.

“Estoy a favor de la muerte digna. Primero porque vivo en Suiza, donde la eutanasia es legal, y también porque creo que es lo más lógico y natural. Una persona tiene derecho a partir en paz, sin pasar por hospitales, inyecciones y demás. Envejecer apesta y no puedes hacer nada al respecto”, declaraba en una de sus últimas entrevistas.

En el país suizo el medicamento que se suele utilizar en las clínicas para llevar a cabo el suicidio asistido es el Pentobarbital sódico. Es un sedante que actúa sobre el sistema nervioso y ocasiona la muerte de forma indolora en escasos minutos. En España este medicamento está registrado por la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) exclusivamente para practicar la eutanasia a animales.  

Pero ¿qué diferencia a la eutanasia del suicidio asistido? Según la Asociación Derecho a Morir Dignamente la primera es el profesional sanitario el que se encarga de administrar la medicación que provoca la muerte del paciente. En el segundo caso es el propio paciente el que se administra la dosis que acaba con su vida.

Aunque la diferencia es mínima, es lo que separa en muchos países la legalidad de la ilegalidad. Actualmente la eutanasia solo es legal en Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Colombia, Canadá, España y Nueva Zelanda. En cambio, el suicidio asistido está permitido en Suiza, Alemania, Nueva Zelanda, el estado australiano de Victoria, los estados americanos de California, Colorado, Hawái, Maine, Nueva Jersey, Oregón, Vermont y Washington y en el distrito de Columbia. En otras zonas geográficas optan por la llamada eutanasia pasiva, es decir, cuando se suspende la atención médica, la asistencia de aparatos vitales o los tratamientos y el paciente fallece.

Muchas personas que buscan morir dignamente optan por recurrir al llamado turismo de la muerte. Éste implica viajar para acabar con su vida a otros países en los que alguna de las prácticas anteriormente mencionadas es legal. Anualmente cientos de personas de todo el mundo y que son pacientes de enfermedades terminales recurren a esta práctica para ver la luz al final del túnel.



Te puede interesar
sebastian-sanso-presidente-spaincares
Sebastián Sansó, nuevo presidente de Spaincares
insuficiencia-cardiaca-mas-riesgo-frio-extremo
Las personas con insuficiencia cardiaca tienen un 37% más riesgo de morir por frío extremo
claves-ley-trans-aprobada-congreso
Claves de la Ley Trans aprobada en el Congreso