logo_medicina
Síguenos

Niños y mascarillas: cuando aprender a hablar deja de ser natural

Aumentan un 20% las consultas por problemas del lenguaje en niños por el uso de la mascarilla

Compartir
Niños y mascarillas: cuando aprender a hablar deja de ser natural

Por Julia Porras

19 de abril de 2022

Debajo de cada mascarilla se esconden grandes diferencias que nos identifican como individuos únicos. Sonrisa, rasgos de expresión, movimiento de los labios a la hora de hablar. Todas estas características han estado silenciadas durante dos años, cuando se impusieron las medidas de higiene y seguridad para luchar contra la Covid-19, lo que ha provocado consecuencias insospechadas por los expertos. Hablamos de problemas en el desarrollo del habla de los niños. En los últimos meses, las consultas a pediatría y logopedia por esta cuestión se han aumentado un 20%.

 Y es que, llevar la cara tapada con mascarillas ha impedido la imitación natural de los movimientos labiales y los sonidos, aspectos fundamentales para la construcción del lenguaje en niños de entre dos y cinco años, a los que el confinamiento ha cogido en pleno proceso evolutivo. Por eso son los más afectados en cuanto a alteraciones en la fonética y problemas de expresión.

No solo es la mascarilla
Sin embargo, la mascarilla no es la única causa de esta problemática. También tiene mucho que ver la falta de socialización. De hecho, la menor interacción con otros niños y adultos ajenos a la burbuja familiar de convivencia ha reducido notablemente la necesidad de hablar y comunicarse. Al no haber necesidad de comunicación, ésta desaparece. Según la Doctora Pastor, “nos estamos encontrando con problemas en el área del lenguaje y la expresión como la dislalia (dificultades de pronunciación), la construcción de palabras y la creación de oraciones. Esto afecta directamente a la lectoescritura, dificultando la comprensión lectora del niño”.

Por lo general, estas complicaciones no suelen ser graves y se pueden solucionar con el apoyo de un logopeda y una terapia individual aplicada durante un tiempo.

Problema reversible

Sin embargo, no hay que alarmar a los padres de niños que cumplan ahora 24 meses, es decir niños que nacieron en plena pandemia “porque estos niños a pesar de haber recibido menos “inputs” sociales, a causa de la falta de socialización con adultos ajenos, han tenido la suerte de poder recibir todos los estímulos necesarios de sus padres”, asegura la doctora María Diez, psicóloga infanto juvenil del Hospital Sant Joan de Déu. Aunque los niños en sus escuelas infantiles, o en el parque cuando han empezado a salir, se hayan perdido las bocas de los demás, “en casa han podido ver las emociones en las caras de sus padres y han podido empezar a copiarlas. Y en eso los profesionales hemos insistido mucho, para que los progenitores en casa usaran todos sus medios de expresión, ojos, manos, boca para que esos niños tuvieran todo lo necesario para una comunicación completa en casa” asegura Díez. Esto es lo que se denomina la “correspondencia social” necesaria para conseguir una comunicación total.

Los especialistas también usan mascarilla Otro caso es el de los niños con problemas o alteraciones como trastornos del espectro autista, con los que los profesionales tienen que trabajar mucho más. El problema aquí vuelve a plantearse desde el otro lado, los especialistas en estos trastornos tampoco pueden hacer sus terapias son mascarillas con lo que pierden muchas de sus herramientas “por eso, el refuerzo en casa es básico”, recalca Díez.

De todos modos, hay que recordar que “los niños son super plásticos y tienen una capacidad de aprendizaje increíble además de una capacidad de normalizar situaciones que los adultos no tenemos” afirma Díez.

La realidad, confirman los expertos, es que han aumentado las consultas exponencialmente en atención temprana a muchos niveles, psicomotor, por problemas del lenguaje o por problemas asociados al estrés parental durante la pandemia, pero no hay evidencias ni estudios suficientes para determinar que las mascarillas hayan generado un retraso en el desarrollo del lenguaje de estos niños, “se ha interferido en su proceso comunicativo pero no se han visto afectados a nivel de neurodesarrollo”, confirma Díez.

Es imposible sustituir todo lo que implica una sonrisa.



Te puede interesar
la-fundacion-esclerosis-multiple-ha-organizado-en-el-circuito-de-barcelona-cataluna-coincidiendo-con-el-dia-de-la-madre-la-carrera-"muevete-por-la-esclerosis-multiple"-1651572304172
Más de 2.000 personas se mueven por la Esclerosis Múltiple
matar-no-es-de-locos-1662998274102
Matar no es de locos
denuncia-enfermeras-hacen-anestesistas
Denuncia: enfermeras que hacen de anestesistas