logo_medicina
Síguenos

Una siesta corta diaria reduce el riesgo de demencia

Científicos de la University College de Londres han descubierto que las personas que duermen siestas diarias cortas tienen un cerebro más grande y sano

Compartir
Una siesta corta diaria reduce el riesgo de demencia

Por Eva Abajo

27 de junio de 2023

El cerebro humano disminuye su tamaño con el tiempo. Esta reducción de volumen, que comienza en torno a los 25 años, puede provocar enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o la demencia. Un estudio de la University College de Londres confirma que para prevenir estas patologías conviene cumplir con una tradición muy española: echarse la siesta. 

Un equipo de científicos, liderado por Victoria Garfield, de la Unidad MRC de la University College de Londres, ha descubierto que las personas que duermen siestas diarias cortas tienen un cerebro más grande y sano, lo que retrasa su envejecimiento entre tres y seis años. “Encontramos una asociación entre la siesta diurna habitual y un mayor volumen cerebral total, lo que podría sugerir que dormir la siesta con regularidad proporciona cierta protección contra la neurodegeneración, al compensar la falta de sueño”, afirman los investigadores. 

En el estudio, publicado en la revista Sleep Health, se analizaron los datos de 500.000 personas, de entre 40 y 69 años, almacenados en el biobanco de Reino Unido. Los investigadores estudiaron las secuencias de ADN de individuos genéticamente predispuestos a dormir la siesta, a través de un escáner cerebral, un análisis genético y un cuestionario sobre las rutinas de sueño de los participantes. Tras examinar los resultados, el equipo concluyó que el envejecimiento cerebral se retrasa entre las personas que tienen preferencia genética por la siesta diurna. De acuerdo con el estudio, el volumen cerebral de aquellos que duermen habitualmente la siesta equivale aproximadamente a unos 2,6 y 6,5 años de diferencia en el envejecimiento. Esto también está relacionado con las diferencias entre personas con función cognitiva normal y con deterioro cognitivo leve.  

No obstante, el equipo ha advertido de las limitaciones del estudio, que analiza únicamente los datos de la población británica y de raza blanca. Además, tampoco se tiene en cuenta la duración exacta de la siesta ni la calidad del sueño de los participantes, por lo que los investigadores sugieren ampliar sus conclusiones en futuros estudios.  

Sueño y cerebro 

Los resultados obtenidos en la investigación reafirman la teoría de que el sueño es esencial para mantener las funciones cerebrales a pleno rendimiento. Durante la fase REM, el cerebro consolida la memoria, elimina las sustancias tóxicas que se almacenan mientras el cuerpo está despierto y activa áreas relacionadas con el aprendizaje. 

En esta etapa profunda del sueño se estimula la creatividad, puesto que el cerebro realiza conexiones neuronales innovadoras. El sueño de mala calidad no solo produce malestar físico, sino también un deterioro cognitivo. 

 



Te puede interesar
la-cuarta-dosis-empezara-a-inocularse-el-26-de-septiembre
La cuarta dosis contra la Covid empezará a inocularse el 26 de septiembre
alcohol-bebidas-energeticas-coctel-explosivo-para-salud
Mezclar alcohol y bebidas energéticas, cóctel explosivo para la salud
elena-huelva-cancer-lucha
“Ya he ganado, mis ganas han ganado”, el emotivo mensaje de Elena Huelva