logo_medicina
Síguenos

Así afecta la sequía a nuestra salud

Incide en el incremento de alergias, problemas en la piel y aumento de enfermedades respiratorias, además de problemas de salud mental

Compartir
Así afecta la sequía a nuestra salud

Por Gema Puerto

24 de abril de 2023

Según apunta el último informe de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), desde el 1 de octubre de 2022, hasta el pasado 11 de abril, el valor medio de las precipitaciones es alrededor de un 21% menos de lo esperado. España está sufriendo una de las primaveras más secas desde que hay registros, lo que afecta al organismo humano de distintas formas.

En términos generales, las condiciones de sequía influyen negativamente en la calidad del aire, provocando mayores problemas respiratorios y de alergias y, con el aumento del calor, hay un riesgo mayor de incendios forestales y tormentas de arena. El agua potable también se ve afectada, hay peores condiciones de vida relacionadas con la energía, la situación sanitaria y de higiene. Además, hay más pérdidas económicas y laborales que tienen sus consecuencias en la salud mental. Eso, sin contar con la falta de alimentos y el incremento de ciertas enfermedades y afecciones relacionadas con la falta de nutrición.

Problemas respiratorios 

Una de las consecuencias de la falta de precipitaciones es el incremento de las alergias y de contaminantes en el aire. Al no llover, la calidad del aire empeora y se carga de pólenes y de partículas contaminantes que irritan los conductos bronquiales y los pulmones, por lo que se incrementan las enfermedades respiratorias crónicas y el riesgo de infecciones como la bronquitis y la neumonía.

Con la contaminación no solamente aumentan los casos de alergia respiratoria; también se introducen una gran cantidad de contaminantes en los pulmones, lo que incrementa las patologías asociadas, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y otras enfermedades cardiorrespiratorias. Según el director médico de Medicina Responsable, el doctor Pedro Gargantilla “la sequía puede provocar alteraciones en nuestro organismo a diferentes niveles, fundamentalmente a nivel cutáneo, respiratorio y mental. El empeoramiento de la calidad del aire aumenta la sintomatología respiratoria, especialmente en pacientes con asma o con EPOC. Además, recrudece la sintomatología alérgica, lo que hace que se pueda confundir con una infección catarral o una infección por Covid-19”.

Cuestión de piel

La falta de lluvia no sólo afecta a las vías respiratorias y los pulmones. La piel también sufre importantes cambios. Aparte de la deshidratación, la dermatóloga, Ana Molina, señala que “se incrementan las enfermedades dermatológicas como la dermatitis seborreica y atópica y el envejecimiento de la piel por culpa de la contaminación”.

"Cuánto más seco es el clima, más rápido se evapora el agua de la piel y, cuando hay un ambiente seco, la piel se deshidrata mucho más rápidamente que en climas húmedos", añade Molina, "lo que hace que la piel se cuartee y pierda agua por evaporación". En esos casos, como asegura la dermatóloga "hay que beber dos litros de agua al día  para estar hidratados por dentro, pero también hay que hidratarse con cremas espesas, para que no se escape tanta agua por evaporación y estar hidratados por fuera". 

A más metros de altitud subimos, la presión atmosférica baja y la piel se deshidrata mucho más fácilmente por lo que hay que beber agua más frecuentamente."La piel sufre en los climas secos y, si se está en altitud la piel se reseca más. Aparece el prurito y las zonas de la parte inferior de las rodillas y de los brazos empiezan a picar,nos rascarnos, secretamos histamina y empieza un círculo vicioso porque entonces nos rascamos más. Para esos casos hay que aplicar cremas hidratantes frías y la piel deja de picar", añade Molina.

Salud mental

“El aumento de las temperaturas incide en el bajo estado de ánimo, la depresión y el incremento de sustancias”, explica el doctor Gargantilla. Algo con lo que coincide la doctora, Rosa Molina, psiquiatra en el Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, que asegura que “el exceso de calor es un factor asociado a problemas de atención, memoria y concentración y velocidad de procesamiento, debido también a la falta de sueño que se exacerba como consecuencia del calor”.

Existen muchos estudios que avalan la relación entre las altas temperaturas y la afectación en la salud mental. Un ejemplo es la publicación de National Library of Medicine, del científico Liu Varghese, que apunta a un aumento del 0,9% de las enfermedades relacionadas con la salud mental por cada grado centígrado que sube la temperatura. 

Problemas respiratorios, alergias, problemas de piel, insomnio. Las consecuencias negativas de la sequía son innumerables. Esperemos que se cumpla el refrán “Agua de mayo pan para todo el año” y disminuir así las terribles consecuencias para la salud de la falta de agua..

 

 


 



Te puede interesar
el-65por-ciento-de-los-espanoles-sufre-sintomas-de-enfermedades-respiratorias-1653560257574
El 65% de los españoles sufre síntomas de enfermedades respiratorias
taxis-que-salvan-vidas-1659351834171
Taxis que salvan vidas
pescado-mal-estado-sintomas
Pescado en mal estado en restaurantes de Madrid: ¿qué ocurre si se consume?