logo_medicina
Síguenos

Primera trasfusión de sangre cultivada en laboratorio

Los glóbulos rojos se han trasfundido a dos personas sanas en un primer ensayo clínico mundial, dirigido por un equipo de Reino Unido

Compartir
Primera trasfusión de sangre cultivada en laboratorio

Por Lucía de Mingo

8 de noviembre de 2022

Un equipo de investigadores británicos ha trasfundido, por primera vez, glóbulos rojos cultivados en un laboratorio a dos personas.  A través de aparatos especiales se observó el curso de varios parámetros fisiológicos para detectar posibles anomalías, pero ninguno de los participantes tuvo efectos secundarios adversos y en la actualidad se encuentran bien y sanos. 

La transfusión ha sido realizada en el marco del ensayo RESTORE y es la primera vez en el mundo que los glóbulos rojos cultivados en un laboratorio se entregan a otra persona como parte de una prueba de transfusión de sangre. Las células sanguíneas fabricadas se cultivaron a partir de células madre de donantes, que posteriormente fueron trasfundidas a los voluntarios participantes en el ensayo. 

Los donantes fueron reclutados de la base de donantes de sangre del NHSBT, centro encargado de los servicios de donación de sangre en Inglaterra y de los servicios de trasplantes en todo el Reino Unido. Estos cedieron su sangre para el ensayo, de la que se extrajeron las células madre que posteriormente fueron cultivadas para producir glóbulos rojos en un laboratorio de la Unidad de Terapias Avanzadas del NHS Blood and Transplant en Bristol. Los receptores de la sangre fueron seleccionados entre miembros sanos del Instituto Nacional para la Investigación de la Salud y la Atención (NIHR) BioResource.

Como parte de la investigación, un mínimo de diez participantes recibirá dos minitransfusiones con al menos cuatro meses de diferencia, una de glóbulos rojos estándar donados y otra de glóbulos rojos cultivados en laboratorio. El objetivo no es otro que averiguar si los glóbulos rojos jóvenes producidos en el laboratorio duran más que las células producidas en el cuerpo.

De esta forma, se estudiará la vida útil de las células cultivadas en laboratorio en comparación con las infusiones de glóbulos rojos estándar del mismo donante. Además, si se demuestra que las células fabricadas duran más en el cuerpo, es posible que los pacientes que necesitan sangre regularmente no precisen de transfusiones con tanta frecuencia. Eso reduciría la sobrecarga de hierro de las transfusiones de sangre frecuentes, que pueden provocar complicaciones graves.

La doctora Rebecca Cardigan, jefa de desarrollo de componentes del NHS de sangre y trasplantes y profesora asociada de la Universidad de Cambridge, señala que "es realmente fantástico que ahora podamos cultivar suficientes glóbulos rojos para permitir que comience este ensayo, realmente estamos ansiosos por ver los resultados y si funcionan mejor que los glóbulos rojos estándar". Además, John James OBE, director ejecutivo de la Sociedad de células falciformes, añade que esta investigación ofrece una esperanza real para aquellos pacientes con células falciformes difíciles de transfundir que han desarrollado anticuerpos contra la mayoría de los tipos de sangre de los donantes. 

Si los resultados sacan a la luz que las células sanguíneas fabricadas son seguras y eficaces podrían, con el tiempo, revolucionar los tratamientos para las personas con trastornos sanguíneos como la anemia drepanocítica y tipos de sangre raros, ya que es complicado encontrar suficiente sangre donada compatible para algunas personas con estos trastornos. Esta investigación es el primer paso para hacer que los glóbulos rojos cultivados en laboratorio estén disponibles como un futuro producto clínico.



Te puede interesar
arkaitz-carracedo-premio-nacional-investigacion-biologia-cancer
Arkaitz Carracedo, Premio Nacional de Investigación en biología
debate-electoral-madrid
Todos contra la Sanidad de Ayuso en el Debate Electoral de Madrid
eutanasia
El Constitucional avala por mayoría la ley de eutanasia