logo_medicina
Síguenos

La OCU alerta de la presencia de exceso de azúcares en papillas para bebés

Mientras en algunas falta hierro, en otras sobran hidratos, almidones o aromas innecesarios para el bebé

Compartir
La OCU alerta de la presencia de exceso de azúcares en papillas para bebés

Por Julia Porras

13 de abril de 2023

Hay un buen número de productos procesados dedicados a la alimentación infantil: purés de frutas, verduras, con o sin carne o pescado, preparados de inicio o continuación, papillas de cereales. Concretamente, sobre estas últimas, la OCU ha realizado un estudio en el que ha analizado 10 marcas diferentes de papillas y ha concluido que la mitad de ellas revela un elevado contenido de azúcares. Esto, de acuerdo con la OCU, “es innecesario y solo sirve para aficionar a los bebés a sabores dulces”. 

En concreto, la mitad de las papillas analizadas tienen entre un 17 y un 32% de azúcar. En Blevit 8 cereales hay un 32,3% de azúcares, pero también tienen un exceso Nutriben 8 cereales, Damira Multicereales, Nestlé 8 cereales y Gerber Grain & Grow 8 cereales. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (EPSGHAN) aconsejan evitar azúcares libres y añadidos, miel y edulcorantes en la alimentación de los lactantes y niños pequeños.  

Según la OCU, los tres ingredientes básicos que debe tener una papilla de cereales son harinas, vitamina B1 y Hierro, que, aunque no es obligatorio, es importante que se añada este mineral, ya que el bebé empieza a necesitarlo a partir del 6º mes. 

 En las papillas de cereales infantiles analizadas, el ingrediente básico son las harinas elaboradas a partir de un número variable de cereales molidos.  Pueden llevar mezclas de distintos granos: de trigo, maíz, arroz, avena, cebada, centeno, sorgo, espelta, triticale y mijo. Sin embargo, para prevenir intolerancias al gluten, solo debería usarse arroz, maíz o tapioca, al menos del cuarto al sexto mes de los niños, según recomendación pediátrica. Por otro lado, la recomendación general es no empezar con las papillas multicereales antes del sexto mes.

Ingredientes que sería mejor evitar  

Existen ingredientes que, según la OCU, solo sirven para acostumbrar al bebé desde la cuna a algunos aromas o a los sabores más dulces o más grasos. Hablamos de las maltodrextrinas, un tipo de hidrato de carbono que habitualmente se usa como espesante o para añadir dulzor; el almidón, que es el principal componente de los cereales, por eso no tiene mucho sentido añadir más cantidad; y la sacarosa, el nombre químico del azúcar común. Esta última, aunque la ley permita pequeñas cantidades en estos productos para bebés, desde la OCU apuntan que “el organismo ya descompone el almidón de los cereales en azúcares simples, por lo que no hace falta añadir más”. También, se podrían eliminar las grasas vegetales, porque han detectado que alguna papilla añade aceite de girasol o nabina (colza) o aromas, habitualmente de vainilla, que ha aparecido en más de la mitad de las marcas.

Las 10 papillas multicereales, se han sometido a 27 pruebas de laboratorio y se ha comprobado la presencia de posibles contaminantes y tóxicos, desde pesticidas hasta metales pesados. En ninguna de las papillas hay problemas que puedan suponer un riesgo inmediato para los bebés. 

 



Te puede interesar
vecina-rubia-carcinoma
La Vecina Rubia operada de urgencia de un carcinoma
farmaceutico-hospitalario
El Farmáceutico Hospitalario, una profesión primordial para el sistema sanitario
la-soledad-envejece-mas-que-el-tabaquismo
La soledad envejece más que el tabaquismo