logo_medicina
Síguenos

Mueren 300 niños por un jarabe para la tos contaminado

La Organización Mundial de la Salud ha hecho un llamamiento urgente a todos los países para prevenir, detectar y responder ante productos médicos falsificados y de mala calidad

Compartir
Mueren 300 niños por un jarabe para la tos contaminado

Por Julia Porras

26 de enero de 2023

En los últimos cuatro meses se han producido 300 muertes de niños en Gambia, Indonesia y Uzbekistán por tomar jarabes para la tos de venta libre contaminados con altos niveles de dietilenglicol (DEG) y etilenglicol (EG). Estos contaminantes son sustancias químicas tóxicas que se utilizan como disolventes industriales y agentes anticongelantes que pueden ser mortales incluso en pequeñas cantidades.  La mayoría de las víctimas son niños menores de cinco años.

La alerta de productos médicos de la OMS se ha difundido rápidamente a las autoridades sanitarias nacionales de los 194 Estados miembros. Entre otras cosas, solicitan la detección y eliminación de medicamentos contaminados de la circulación en los mercados, una mayor vigilancia y diligencia dentro de las cadenas de suministro en los países que probablemente se verán afectados y la notificación inmediata a la OMS, si estos productos deficientes se descubren, informando inmediatamente al público de los peligros y efectos tóxicos de estos productos.

Dado que estos no son incidentes aislados, la OMS ha hecho un llamamiento a las diferentes partes involucradas en la cadena de suministro médico para que tomen medidas inmediatas y coordinadas. De este modo la organización  insta a los reguladores y gobiernos a detectar y retirar de la circulación en sus respectivos mercados cualquier producto médico de baja calidad que haya sido identificado en las alertas médicas de la OMS mencionadas anteriormente como posibles causas de muerte y enfermedad, asegurar que todos los productos médicos en sus respectivos mercados estén aprobados para la venta por las autoridades competentes y puedan obtenerse de proveedores autorizados, aumentar la vigilancia del mercado y promulgar y hacer cumplir, cuando sea pertinente y apropiado, leyes y otras medidas legales para ayudar a combatir la fabricación, distribución y/o uso de medicamentos de calidad subestándar y falsificados.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud insta a los fabricantes de medicamentos a comprar excipientes de grado farmacéutico de proveedores de calidad. Igualmente pide realizar pruebas exhaustivas al recibir los suministros y antes de su uso en la fabricación de productos terminados, proporcionar garantía de calidad del producto y mantener registros precisos, completos y adecuados en la compra de materiales, en las pruebas y durante los procesos de fabricación y distribución para facilitar la trazabilidad durante las investigaciones en caso de incidentes.

En cuanto a los proveedores y distribuidores de productos médicos, la OMS insta a los mismos a que comprobar siempre si hay signos de falsificación en el estado físico de los medicamentos que distribuyan o vendan. Les alienta a que vendan únicamente medicamentos autorizados de fuentes aprobadas por las autoridades competentes, a que mantengan registros preciosos relacionados con la distribución y venta de los medicamentos y por último a que contraten personal competente para la manipulación de los fármacos.

“Todo ello para salvar vidas”, aseguran desde la OMS.



Te puede interesar
investigadores-espanoles-potencian-la-capacidad-de-unas-celulas-inmunitarias-frente-al-cancer-1655291235514
Potencian la capacidad de unas células inmunitarias frente al cáncer
sergio-rico-recibe-alta
Sergio Rico recibe el alta tras más de dos meses hospitalizado
sanidad-aumenta-plazas-mir-medicina-familia-semergen
Sanidad aumenta las plazas MIR para médico de familia a pesar de ser una de las menos demandadas