logo_medicina
Síguenos

Doctor Felipe Noya, voluntario en Gaza: “La salud en un contexto de guerra es una quimera inalcanzable”

De acuerdo con el doctor de la ONG Médicos del Mundo “en un sistema sobrepasado, ayudamos a los profesionales sanitarios para que puedan seguir atendiendo a sus pacientes lo mejor posible”

Compartir
Doctor Felipe Noya, voluntario en Gaza: “La salud en un contexto de guerra es una quimera inalcanzable”

Por Julia Porras

26 de octubre de 2023

El pasado 7 de octubre, un ataque de Hamás en territorio israelí desató un nuevo enfrentamiento armado con Palestina en la Franja de Gaza que, según las autoridades de ambos lados, ha causado más de 1.400 muertes en Israel y, aproximadamente, 5,087 en Gaza hasta el 23 de octubre. Cifra que asciende cada día mientras se recrudece el conflicto entre Palestina e Israel. Un conflicto que lleva años bloqueando la llegada de recursos básicos y suministros a los hospitales no solo de Gaza sino del resto de territorios ocupados y Cisjordania. Felipe Noya, traumatólogo y voluntario en Médicos del Mundo, una ONG que coopera en estos territorios con el personal sanitario, ha hablado con Medicina Responsable para explicar parte de lo que está sucediendo en los centros sanitarios. .

"No son solo son los muertos por los bombardeos, que son muchos y crecen cada día, sino que, además, muchos pacientes oncológicos, con diálisis o pacientes que se trataban fuera de Gaza, ya que por falta de recursos no podían tratarse allí, ya han fallecido a causa de ese bloqueo que estos días ha cerrado completamente el punto de control de la franja”, explica el doctor Noya. Además, hay que destacar que estos ataques no se quedan solo en los producidos en las últimas semanas, como el bombardeo sobre el hospital de Ah Hali, en el que fallecieron 476 personas, sino que los ataques se suceden sin descanso sobre hospitales, centros de salud e, incluso, sobre ambulancias.  “Desde el conflicto de Afganistán se ha normalizado atacar a este tipo de instalaciones, lo que supone un flagrante delito de vulneración de los derechos humanos universales, una vez tras otra”, explica el doctor Noya, “y nadie para esto”, apunta.

El bloqueo previo en Gaza se ha complicado en las últimas semanas, en las que “no ha pasado ni un solo artículo de primera necesidad, ni siquiera ha pasado ni una gota de lo que más necesitamos: agua potable”, señala el doctor Noya. Es cierto que en los últimos días han entrado 20 camiones con suministros, un convoy que atravesó el paso fronterizo de Rafah con Egipto y que incluía suministros vitales proporcionados por la Media Luna Roja egipcia y la ONU, entre ellos 44.000 botellas de agua potable, pero esto “solo puede dar de beber durante un día a 22.000 personas”, aseguran desde la ONU. El director general de la OMS también anunció que suministros médicos proporcionados por la propia organización habían cruzado la frontera, “pero las necesidades son mucho mayores”, destacó Tedros.

UNICEF, por su parte, ha señalado que la capacidad de suministro de agua se encuentra al 5% de los niveles normales, y que los casi 2,3 millones de habitantes de Gaza sobreviven actualmente con tres litros de agua por persona y día. 

El agua potable es un bien de primera necesidad y es lo que falta en todos los hospitales, en las casas, en toda la ciudad, además de la electricidad y los fármacos e instrumentales médicos que hacen falta. “Siempre tenemos un control exhaustivo del material quirúrgico en el check point o punto de control de la frontera con Gaza, pero ahora no pueden entrar ni instrumentos ni personal necesario para el buen funcionamiento de los hospitales”, aclara el doctor Noya. Los suministros más necesarios, “aunque es imposible hacer una lista de las cosas básicas que faltan”, siguen siendo el agua y la electricidad, pero, sobre todo, lo que falta “es un mínimo de sentido común”, asegura el doctor.

Actuación de las ONGs

Las ONGs como Médicos del Mundo suelen tener diferentes líneas de trabajo. Así, el doctor Noya explica que su fuerte es el fortalecimiento del sistema de salud, la capacitación de profesionales en cirugía ortopédica y traumatología infantil y, también, en traumatología reconstructiva de grandes heridos, debido a su contexto de conflicto. “Es cierto que son bastante expertos en estos campos, porque por desgracia es el día a día de su trabajo, pero tenemos que ayudarles porque el sistema está colapsado, desbordado”, dice el doctor. “Lo que hacemos básicamente las ONG como nosotros es reforzar a los profesionales sanitarios de allí que tienen mucha experiencia en atender a este tipo de pacientes pero que tienen también muchas limitaciones, debido, sobre todo, a la falta de recursos. En un sistema sobrepasado, en un contexto de bloqueo, les reforzamos para que puedan seguir atendiendo a sus pacientes lo mejor posible”.

La ONG en la que opera el doctor Noya también tiene una línea de salud mental, psicosocial para niños y adolescentes en contextos violentos para población infantil y, también, para población general en territorios ocupados, donde la gente ha periodo sus casas por las bombas o las poblaciones nómadas han perdido sus zonas de pastoreo. Pero “no es suficiente, el año pasado fue el año en que más se incrementaron los índices de mortalidad, no solo en Gaza, sino en el resto de los territorios ocupados, por el recrudecimiento de las tensiones políticas”..

Ante esta situación, expertos que han estado en la zona como el doctor Noya afirman que “la salud en un contexto de guerra es imposible, por eso solo podemos minimizar daños. Pero eso no quita para que estemos presenciado una crisis humanitaria en toda regla”.

 



Te puede interesar
las-enfermeras-se-manifiestan-1653034319729
Las enfermeras se manifiestan
motivo-picor-eliminarlo
Descubren el motivo por el que sentimos picor y cómo eliminarlo
ecdc-descarta-brote-covid-china-amenaza-europa
Se descarta que el brote de Covid en China sea una amenaza para Europa