logo_medicina
Síguenos

Un hombre, al borde de la muerte, tras contagiarse del virus del mono B

Un macaco portador de esta enfermedad le mordió, transmitiéndole un patógeno raro y casi siempre mortal en los humanos

Compartir
Un hombre, al borde de la muerte, tras contagiarse del virus del mono B

Por Virginia Delgado

11 de abril de 2024

El mordisco de un macaco mantiene entre la vida y la muerte a un hombre de 37 años en Hong Kong. Y no por las heridas que le ha producido la mordedura, sino por el virus que le ha transmitido a través de ella. Científicamente se le conoce como herpesvirus simiae y, popularmente, se le ha bautizado como virus del mono B o del herpes B.

Este patógeno no afecta a los monos portadores (que son casi el 80% de los macacos), pero es altamente mortal si se propaga a los humanos. Algo que ha generado una alarma que ha traspasado las fronteras chinas. No obstante, el Centro de Protección de la Salud del país asiático ha confirmado que el enfermo está aislado en la UCI de un hospital hongkonés, donde permanece desde el 21 de marzo.

Aún no hay evidencias suficientes para saber si se puede transmitir entre los humanos. “La vía de infección entre nosotros no ha quedado demostrada”, ha manifestado el doctor Pedro Gargantilla, director médico de Medicina Responsable.  

El hombre de Hong Kong dio positivo en el virus del mono B después de realizarle un análisis de una muestra de líquido cefalorraquídeo. Acudió a urgencias con fiebre alta y casi inconsciente, dos de los síntomas que presenta esta enfermedad, por lo que puede confundirse con una gripe. A ellos se les une dolor muscular, abdominal, de garganta y de cabeza, fatiga, dificultad para respirar, vómitos, escalofríos y la aparición de ampollas en el cuerpo. Estas pueden propagarse al cerebro y la médula espinal, provocando una infección del sistema nervioso central, que llevarían a la muerte tras una encefalitis con daños cerebrales.

El patógeno se encuentra en las heces, orina, saliva, médula espinal y en los tejidos del cerebro de los monos macaco, y puede sobrevivir varias horas en diferentes superficies. Además de por mordeduras, como le ha sucedido al enfermo de Hong Kong, su contagio puede producirse por arañazos. Respecto a su periodo de incubación, se estima entre tres y siete días, tras el contacto, hasta un mes después. 

En 1932, se registró el primer contagio del virus del mono B y, desde entonces, se han contabilizado unos 50 en Japón, Canadá y Estados Unidos, de los que 21 llevaron a la muerte al infectado. 



Te puede interesar
una-ruta-por-los-fosiles-desde-el-hospital-1648657535926
Una ruta por los fósiles desde el hospital
fenin-iniciativas-tecnologia-sanitaria-premios
Fenin premia seis iniciativas del sector de tecnología sanitaria volcadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible
apnea-del-sueno-multiplica-por-tres-riesgo-ictus-y-deterioro-cognitivo
La apnea obstructiva del sueño multiplica por tres el riesgo de ictus y aumenta un 85% el riesgo de deterioro cognitivo