logo_medicina
Síguenos

La Especialidad de Urgencias y Emergencias podría aprobarse en junio

La Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) ve viable que en la convocatoria MIR de 2025 salgan las primeras plazas, que podrían llegar a 300

Compartir
La Especialidad de Urgencias y Emergencias podría aprobarse en junio

Por Virginia Delgado

23 de mayo de 2024

El 27 de mayo es una fecha marcada en los calendarios de los médicos que trabajan en atención en urgencias y emergencias. Este es el día en el que mundialmente se visibiliza y reivindica su labor. 

A partir de ahora, este colectivo tendrá otra subrayada en su almanaque; el 17 de junio. Y es que, si los plazos se cumplen, ese día el Consejo de Estado emitirá el dictamen que aprueba la creación de la Especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias, una reivindicación que se remonta a 2008. “Aquel año fue cuando la comenzamos a demandar, pero no se nos hizo caso. Hace dos, la situación cambió gracias a la aprobación del Real Decreto 589/2022, que regula la formación transversal de las especialidades en Ciencias de la Salud, y establece el procedimiento y los criterios para la propuesta de nuevos títulos de especialista”, ha explicado a Medicina Responsable el doctor Tato Vázquez, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES).

Esta entidad ya contaba con 200 páginas con referencias bibliográficas, que daban respuesta a los indicadores que establecía el Ministerio de Sanidad en aquella disposición. “Cumplíamos todo, por lo que lo presentamos allí y a las comunidades autónomas. En el ministerio se creó un grupo de trabajo que estudió el documento y dio el paso de crear la especialidad. Después, salió a audiencia pública, se presentaron alegaciones y, en estos momentos, estamos en la fase final”, ha comentado el doctor Vázquez. 

Después de que se emita el dictamen, se creará la Comisión Nacional de la Especialidad de Urgencias y Emergencias; un órgano asesor del Ministerio de Sanidad que estará integrado por miembros de este, un consejo interterritorial, la sociedad científica y un órgano médico colegial. “Su trabajo se centrará en dos temas fundamentales. Por un lado, definir el programa oficial de la especialidad y, por otro, los criterios de acreditación de la unidad docente. Es decir, los centros donde se van a formar a los especialistas”, ha explicado el presidente de SEMES. 

Si no hay ningún contratiempo, en la próxima convocatoria MIR de 2025 saldrán sus plazas. El doctor Vázquez ha manifestado que lo ideal serían 500, “pero es probable que no pasen de las 300”. “En 2027, tendremos formándose en España a unos 1.000 residentes de esta especialidad”, ha añadido el doctor.

Un camino largo y con baches

El camino para llegar hasta aquí, además de largo, ha tenido alguna que otra piedra. Los médicos de Atención Primaria no estaban a favor de la creación de la especialidad de urgencias y emergencias. Según explica el doctor Vázquez, “tenían un proyecto diferente que se basaba en hacer primero la especialidad de familia y, después, un área de capacitación para hacerse médico de urgencias de dos años de duración. Un total de seis años, cuando nosotros proponíamos un procedimiento directo de dos menos”. 

Por otro lado, hubo argumentos que defendían que el perfil de un médico de familia es parecido al de uno de urgencias. Algo que no comparte este último colectivo. “Por los códigos con los que trabajamos (ictus, infarto, trauma…) y las situaciones de alto riesgo son muy importantes las tomas de decisiones inmediatas, el liderazgo, estar perfectamente coordinados y estar muy al día de todos los procedimientos. Los primeros minutos son determinantes para lo que pasa a continuación”, ha manifestado la doctora Carmen Camacho, vicepresidenta segunda de SEMES. 

La Especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias dotará a los residentes de una formación específica, estructurada y homogénea que, a día de hoy, no tienen. Hasta ahora, los profesionales que trabajan en esta área se han formado por su cuenta para atender a las patologías que se presentan en su día a día. “Tenemos muy buenos profesionales, pero basados en la autoformación y muy condicionados a su especialidad de partida. Ahora, los médicos que trabajan en urgencias son cirujanos, neumólogos, pediatras, oftalmólogos…, que son contratados por los servicios de urgencias. Por ello, determinadas patologías no las manejan adecuadamente y hay una pérdida de calidad asistencial. Lo que hacemos es dejar en los turnos, como supervisores, a los más veteranos”, ha manifestado el doctor Vázquez.

La creación de la Especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias también es una buena noticia porque permitirá una adecuada planificación de los recursos humanos y asegurará el relevo generacional. Respecto a los pacientes, les aportará más garantía de seguridad y calidad en una época en el que el número de personas atendidas por los servicios de urgencias ha crecido notablemente. Según datos recabados por las delegaciones territoriales de SEMES, en comparación al año 2023, en Cantabria el aumento ha sido de un 30%; en Navarra, de un 20%; y en Castilla La-Mancha, Aragón y Galicia ha llegado al 9%.

Campaña #CódigoVida

Con motivo del Día Internacional de las Urgencias y Emergencias, el 27 de mayo, esta entidad ha puesto en marcha la campaña #CódigoVida con el apoyo de la compañía HERSILL. Con ella, se quiere dar visibilidad a la importancia de la creación de esta especialidad, a través de la proyección de vídeos que recogen testimonios de profesionales que trabajan en esta área. “Cada minuto es vida. Aquí es donde mayor peso tiene la palabra equipo. Somos los profesionales de la esperanza. Tenemos vocación, dedicación y entrega” son algunas de las declaraciones. 



Te puede interesar
vivir-como-un-anciano-traje-vejez
Vivir y sentir como un anciano es posible con el “traje de la vejez”
idis-aboga-historia-clinica-compartida
La Fundación IDIS aboga por una historia clínica digital “única compartida”
rotavirus-vrs-nuevas-vacunas-incorpora-comunidad-madrid
El rotavirus y el VRS, entre las nuevas vacunas que incorpora la Comunidad de Madrid