logo_medicina
Síguenos

Cómo afecta el cambio de hora a nuestro organismo

El cambio de hora puede provocar algunos desajustes en nuestro organismo como la alteración de nuestras rutinas de sueño o la aparición de fatiga

Compartir
Cómo afecta el cambio de hora a nuestro organismo

Por Andrea Martín

28 de octubre de 2022

Este fin de semana los españoles, cumpliendo con la Directiva Comunitaria del Cambio de Hora, atrasaremos la hora de nuestro reloj para dar comienzo al horario de invierno. A las 03.00 horas de la madrugada serán las 02.00. De esta manera, amanecerá antes, pero también anochecerá más pronto.

Este cambio, que se inició en los años 70, supone, a efectos prácticos, cambiar de manera brusca la rutina de sueño y actividades a las que nuestro cuerpo está habituado.  Según Pedro Gargantilla, director médico de Medicina Responsable, “este cambio de horario afecta, en primer lugar, a la hormona que regula el ciclo del sueño, la melatonina. Al cambiar la hora, nuestro cerebro interpreta que deberíamos seguir durmiendo o, por el contrario, que nos estamos levantando muy pronto”.

Otra consecuencia del cambio de horario está en nuestro reloj biológico. “Como el horario del trabajo continúa siendo el de siempre, pero nosotros nos despertamos una hora antes de lo normal, rompemos la rutina de sueño. Esto produce una sensación de jet-lag. Nos sentimos con una mayor fatiga, irritabilidad y cansancio, tanto físico como mental”. También existen otros tipos de efectos como somnolencia durante todo el día, falta de concentración, dificultades para dormir por la noche o disminución del rendimiento.

Claves para prepararse al cambio
Para poder recuperarnos y volver a la normalidad, “debemos intentar regular nuestro horario, acostarnos cuando nos lo marque el reloj, no cuando nuestro cuerpo tenga sueño”. Podemos anticiparnos al cambio de horario incorporando algunas modificaciones los días previos, como por ejemplo adaptar progresivamente los horarios de las comidas o acostarnos antes. “Normalmente nuestro cuerpo se acostumbra entre tres días y una semana al cambio de horario”, concluye Gargantilla.

En esta misma línea, el doctor Eduard Estivill, especializado en diagnóstico y tratamiento de las alteraciones del sueño, alerta que es fundamental prepararse de forma progresiva, al menos cuatro días antes del cambio de hora, para minimizar los efectos y mantener nuestro nivel de energía, productividad y un buen estado de ánimo. “Los más afectados por el cambio de hora serán las personas mayores, los colectivos que trabajan por turnos y aquellas personas que sufren insomnio o duermen mal “, explica el doctor Estivill.

 

Pese a todas estas alteraciones que experimentamos para nuestra salud, el horario de invierno es el más saludable porque estamos más sincronizados con la salida de la luz solar y el inicio de nuestra jornada laboral. Por lo tanto, nuestro ritmo biológico se adapta mejor y el ciclo de sueño-vigilia es más natural que en verano.



Te puede interesar
un-estudio-demuestra-que-en-enero-se-diagnostican-mas-casos-de-leucemia-mieloide-aguda-1657797210879
Un estudio demuestra que en enero se diagnostican más casos de Leucemia Mieloide Aguda
diferencias-covid-gripe-resfriado
Diferencias entre Covid, resfriado y gripe
rescate-vacunal-para-los-refugiados-de-ucrania-en-espana-1647937693778
Rescate vacunal para los refugiados de Ucrania en España