logo_medicina
Síguenos
Actualidad Sanitaria

Un nuevo tratamiento permite el trasplante de riñón a pacientes inoperables

Un nuevo fármaco llamado imlifidasa consigue eliminar los anticuerpos en sangre de los pacientes cuyo sistema inmunitario está muy activado y evitar el rechazo inmediato del trasplante renal

Compartir

Por Andrea Martín

26 de agosto de 2022

La Unidad de Trasplante Renal de Vall d’Hebron es el primer centro europeo de trasplante en tratar a un paciente dentro de un estudio clínico de Fase III. El objetivo es demostrar la eficacia de un nuevo fármaco que permitirá el trasplante de riñón en personas con un sistema inmunitario hiperactivado.

En estos pacientes, hay un exceso de anticuerpos en sangre, que ayudan al sistema inmunitario del cuerpo a diferenciar entre sus propias células y sustancias extrañas y dañinas. Por lo que, en caso de que se realizara un trasplante, se produciría un rechazo del órgano de una forma rápida y prácticamente irreversible. Estos pacientes tienen una probabilidad extremadamente baja de encontrar un donante compatible. Este nuevo fármaco tiene la capacidad de eliminar los anticuerpos y puede ser una alternativa terapéutica eficaz para este tipo de pacientes con enfermedad renal terminal, los cuales están destinados a permanecer en diálisis durante muchos años.

El trasplante de riñón es el tratamiento por excelencia para los pacientes que tienen una enfermedad renal terminal. El órgano trasplantado tiene una supervivencia media de alrededor de 15 años y, por lo tanto, especialmente en los pacientes más jóvenes, muchas veces será necesario un nuevo trasplante en el futuro.

El primer paciente en participar en este estudio ha sido un hombre de 54 años que desde 1984 requería diálisis. El motivo eraque tenía una malformación en las vías urinarias que le causaron la aparición progresiva de insuficiencia renal crónica terminal. Después de dos intentos de trasplante en 1991 y 1996 sin éxito, el sistema inmunitario del paciente quedó sensibilizado y sus niveles de anticuerpos eran muy elevados, lo cual hizo imposible encontrar un donante compatible durante todos estos años.

“Este fármaco puede abrir la puerta al trasplante a un grupo de personas altamente sensibilizadas y prácticamente sin opción a un trasplante compatible. Actualmente, la proporción de este tipo de pacientes puede llegar hasta el 10-15% del total que están actualmente en lista de espera para recibir un trasplante de riñón”, afirma el doctor Francesc Moreso, jefe de sección de la Unidad de Trasplante Renal del Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigador del grupo de Nefrología y Trasplante Renal del VHIR.



Te puede interesar
noticia_relacionada
Las nueces, el gran aliado del corazón
noticia_relacionada
Dr. Juan Casado. La transformación de los hospitales infantiles
noticia_relacionada
La Atención Primaria levanta la voz