logo_medicina
Síguenos
El Fonendo

Educación mental y sexual

Compartir

Por Luis del Val

23 de septiembre de 2022

Muchos de los problemas en la salud de la mente de los niños proceden de situaciones familiares y aprendizajes inapropiados. Tengo algún conocimiento de ello, porque, además de padre, salí con mucha ilusión de una Escuela Normal del Magisterio, aunque luego huí de las aulas. Por eso mismo, me ha sorprendido la facundia con la que una ministra del Gobierno acepta las relaciones sexuales entre menores, siempre que sean consentidas. O sea, que debemos mantener los fármacos fuera del alcance de los niños, pero podemos permitir que tengan relaciones sexuales. Nada de dejarles que tomen en sus manos una taladradora doméstica, prohibido, pero si nuestra hija de 11 años quiere comprobar cómo su compañero de cole, de la misma edad, puede tener una erección, lo mejor es que les dejemos solos. A los niños hay que prepararles para que tengan armas cuando sean adultos. Y hay que formarles para las relaciones sociales, la competencia laboral, y proporcionarles conocimientos para un trabajo. Y el sexo, claro. Pero de la misma manera que cuando les enseñamos fisiología no es necesario que un niño cague delante de todos para que comprendan las funciones finales de la digestión, educar sobre sexo no va acompañado de clases prácticas, porque podríamos llegar que, a las cuatro de la tarde, hubiera clase de masturbación colectiva. A lo mejor el menor no quiere, o no lo apetece o le produce vergüenza. El pudor es un sentimiento inherente al ser civilizado. Por eso, en todos los países están separados los vestuarios de los gimnasios y las piscinas, y son adultos, y eso no quiere decir que sean países atrasados sexualmente. Yo sabía que la ministra Irene Montero era ignorante en numerosas cuestiones, pero empiezo a sospechar que, además de ejercer de tonta contemporánea, debió sufrir numerosos conflictos sexuales en su infancia, y que han podido derivar en una empanada mental que no podemos permitir que nos contagie con objeto de preservar la salud mental de nuestros hijos. La ministra, con sus hijos, que haga lo que quiera y tengan sexo durante la pubertad. Pero deje tranquilos a los nuestros. Y si desea también el titulo de Chula del Reino, que no rectifique su estupidez. De sabios es cambiar de opinión y de necios perseverar en el error.



Te puede interesar
casi-el-99por-ciento-de-las-muertes-subitas-asociadas-al-deporte-pertenecen-a-varones-1650888286047
Casi el 99% de las muertes súbitas asociadas al deporte pertenecen a varones
crioablacion-un-tratamiento-contra-el-cancer-de-mama-que-podria-evitar-las-cirugias-1666106073116
Crioablación, un tratamiento contra el cáncer de mama que podría evitar las cirugías
farmaceutico-rural-vecino-mas
"El farmacéutico rural es un vecino más"