logo_medicina
Síguenos

Los trastornos de la alimentación se incrementan un 72% durante la pandemia

Compartir
Los trastornos de la alimentación se incrementan un 72% durante la pandemia

Por Gema Puerto

2 de abril de 2022

Los médicos están alarmados. Durante la pandemia han visto aumentar los trastornos de la conducta alimentaria entre los más jóvenes más de un 72%.

 

“Mi cuerpo y mi cerebro dijo basta y empecé a darme atracones de la ansiedad. Me sentía muy culpable y empecé a recurrir a métodos purgativos: vomitaba, laxantes, diuréticos”. La que habla es Andrea, una joven que ha sido tratada por Trastorno de la Alimentación y que ya lo ha superado. “Llega un momento en el que te encuentras en un hoyo del que no eres capaz de salir tu sola”. Llegados a este punto “el principal mensaje es pide ayuda cuanto antes”, explica la joven afectada.

 

Los expertos coinciden. Si antes de la pandemia la sociedad ya tenía una excesiva preocupación por el físico y por el cuidado, el confinamiento ha puesto la guinda en el pastel. Como asegura Aitana Ferrer, psicóloga clínica y coordinadora del Hospital de Día Adalmed, especializado en Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), “los centros hemos recibido más pacientes con conductas restrictivas, síntoma muy característico de la anorexia nerviosa de tipo restrictivo (según estudios recientes se han registrado un aumento de la tasa de hasta un 13%). También se ha observado que la conducta compensatoria más dominante en este periodo ha sido el ejercicio físico (un 77,5% de los casos descritos hacían uso de este en exceso) frente a otras conductas como la purga”.  



 

Como asegura Ferrer, “el aburrimiento, el consumo en exceso de las redes sociales en donde cada vez se hace cada vez más hueco la cultura del comer estrictamente sano, el sedentarismo impuesto por la situación y la ansiedad que provoca la propia pandemia… han sido factores de riesgo que han llevado al desarrollo de conductas que al principio parecían nimiedades (como un cambio de la rutina de alimentación por el escaso movimiento o el incremento de ejercicio para compensar)  y que han acabado en trastornos graves de la conducta alimentaria”.

 

Cecilia, es otra joven afectada. Ella confiesa que su trastorno de conducta alimentaria durante el confinamiento derivó en ansiedad y depresión y que, para superarlo, está acudiendo a terapia ocupacional, grupal e individual.

 

 

Terapias personalizadas
En el Centro Adalmed de Madrid han tenido que abrir un tercer hospital para atender a los jóvenes que han padecido distintos trastornos con la alimentación durante la pandemia. Como explica Ferrer, la clave de la curación “está en saber adecuar y adaptar las distintas terapias que existen a cada tipo de paciente”. Lo mejor que se puede hacer es animar a la persona a que consulte con un profesional. “Los TCA son patologías que cuesta mucho enfrentar porque lo conforman muchas creencias y pensamientos con los que la persona ha crecido y forman parte de ella. Luchar contra ellos es como luchar contra uno mismo por lo que, en ocasiones, la persona arremete contra sí misma y contra quienes tiene alrededor”.

 

 

El coste de los distintos tratamientos psicológicos y psiquiátricos para abordar los trastornos de conducta alimentaria pueden llegar a alcanzar los 1.600 euros al mes y son muchos los padres que no pueden costear este tipo de tratamientos para sus hijos.

 

Para las personas más vulnerables con el seguro escolar, sufragado por la Seguridad Social que se paga en los institutos y universidades públicas al inicio de curso escolar, es posible abonar las distintas terapias e ingresos hospitalarios en los centros de día de los pacientes que sufren este tipo de trastornos.

 

 

 

 

 

 



Te puede interesar
crece-un-30por-ciento-el-trasplante-de-medula-osea-de-donante-no-familiar-1652350689912
Crece un 30% el trasplante de médula ósea de donante no familiar
que-es-el-bisfenol-a-y-como-afecta-a-nuestra-salud-1652283421111
¿Qué es el bisfenol A y cómo afecta a nuestra salud?
los-casos-de-hepatitis-se-siguen-expandiendo-en-espana-1651230505557
Los casos de hepatitis se siguen expandiendo en España