logo_medicina
Síguenos

Semana de la Mercedes-Benz Fashion Week

¿Es la moda culpable del incremento de los trastornos de conducta alimentaria?

La anorexia o la bulimia aumentan más de un 72%, como consecuencia de la pandemia y la presión de la moda y de las RRSS

Compartir
¿Es la moda culpable del incremento de los trastornos de conducta alimentaria?

Por Gema Puerto

14 de septiembre de 2022

Modelos como Kate Moss, Victoria Beckham, o Nieves Álvarez; actrices como Angelina Jolie, o cantantes como Lady Gaga. La lista de famosas que han confesado haber padecido anorexia nerviosa, bulimia y otras patologías relacionadas con los trastornos de conducta alimentaria o TCA es larga.

Del 14 al 18 de septiembre se celebra en Madrid la Mercedes Benz Fashion Week, la pasarela de moda más importante de nuestro país. Todos los ojos estarán puestos en las modelos que desfilarán por IFEMA con las últimas tendencias de la moda. Ellas son el reclamo de una industria que, como aseguran muchos expertos, “no son el ejemplo de la inclusión”. El doctor Manuel Faraco, psiquiatra especialista en Anorexia Nerviosa, Bulimia y otros TCA, reconoce que, a pesar de que en los TCA influyen muchos factores genéticos, ambientales y sociales, el índice tan disparado dela anorexia nerviosa de los últimos años tiene ver con el modelo de sociedad que tenemos. “Las empresas de publicidad y de moda, y su forma de vender, hacen daño a la salud promocionando la imagen de modelos excesivamente delgadas. Es algo inmoral. Promocionar una estética aumenta la incidencia de los trastornos de la conducta alimentaria. Existen firmas que se están alejando de esta tendencia, pero las marcas más representativas siguen manteniendo estos cánones de belleza pese al daño que hacen”, explica el director y psiquiatra del centro de TCA Adalmed.

Redes sociales y moda

Marina Llorca sufrió problemas con la alimentación. Hoy, es una influencer que tiene 274 mil seguidores en Instagram por ser un referente del movimiento “Body Positive”, un movimiento que desafía y cuestiona las maneras en las que la sociedad presenta y observa el cuerpo humano. “En mi caso hubo muchos factores que lo desencadenaron, pero sí, el mundo de la moda también fue responsable. Esta industria me encantaba desde que era muy joven, era fan de los diseñadores y me volvía loca viendo sus desfiles y colecciones. Pero me obsesioné con verme como las supermodelos, quería encajar, pensaba que, si físicamente me veía así, sería una triunfadora, que siempre me vería bien y tendría éxito”, explica esta modelo de tallas reales que confiesa haber tenido problemas de alimentación y de autoestima hasta los 25 años.

Como explica el doctor Faraco, el aburrimiento, el consumo en exceso de las redes sociales, donde cada vez se hace más hueco la cultura del comer estrictamente sano, el sedentarismo impuesto por la situación y la ansiedad que ha provocado la pandemia han sido factores de riesgo que han llevado al desarrollo de trastornos graves de la conducta alimentaria. “Dentro de las presiones sociales existe un tipo determinado de la moda que promociona la estética delgada de infrapeso, sobre todo, porque para muchos diseñadores los modelos delgados son a los que mejor les queda la ropa, y si a eso le añadimos la difusión en redes sociales con carga de imagen como TikTok o Instagram, el daño a la población vulnerable se amplifica”.

Aún queda mucho camino por recorrer 

Según Marina Llorca, autora del libro “El Arte de Quererse”, dónde explica los problemas de alimentación que sufrió, en "la Mercedes Benz Fashion Week, se sigue sin ver un claro avance en inclusión. Tanto en modelos como en influencers o personajes públicos. Poco ha avanzado la cosa desde la primera vez que pisé una MBFW en 2010 siendo una estudiante de diseño. Algunos diseñadores más jóvenes intentan aportar su granito de arena, pero los más consagrados siguen anclados en los 90. Esto dista mucho de lo que se empieza a ver en otras pasarelas como en la semana de la moda de Nueva York. La clave está en empezar a abrir ese abanico e ir más allá de una talla 32-34”.

Tratamiento multidisciplinar

Los médicos están alarmadosDurante la pandemia han visto aumentar un 72% los trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia o la bulimia, entre los más jóvenes. Además, han surgido otros trastornos como “la ortorexia”, que es la obsesión mental por la comida sana. “El tratamiento es muy complejo. No recomendamos que un psicólogo generalista trate estos asuntos, hace falta una estructura completa de psicólogos y psiquiatras. Entre los tratamientos son positivos la terapia sistémica y tratar los TCA como las patologías de las adicciones. Hay que usar las medidas de terapia de grupo con la familia. Es un trabajo del entorno y hace falta apoyo externo para que los pacientes se curen”, explica el psiquiatra Faraco.



Te puede interesar
absentismo-laboral-1662986294722
Absentismo laboral
bofetada-contra-la-alopecia-femenina-1648471448226
Bofetada contra la alopecia femenina
50-toneladas-con-medicamentos-para-los-desplazados-por-la-guerra-en-ucrania-1649690397054
50 toneladas con medicamentos para los desplazados por la guerra en Ucrania