logo_medicina
Síguenos
Actualidad Sanitaria

El hospital Vall d’Hebron estrena nuevo Espacio Familiar de Neonatología

Con el nombre de “Com a casa”, el nuevo espacio favorece la recuperación de los bebés prematuros y de los nacidos a término con patología crónica y compleja, fomentando la implicación de los progenitores en los cuidados, el método canguro y la lactancia materna

Compartir

Por Andrea Martín

4 de mayo de 2022

El hospital Vall d’Hebron ha inaugurado un nuevo espacio familiar de Neonatología llamado “Com a casa”, un lugar donde facilitar a los progenitores que pasen todo el tiempo posible con sus hijos que requieren ingreso.

Este espacio consta de 12 habitaciones para familias con bebes prematuros o con patologías crónicas y complejas, fomentando el hecho de que la familia puede implicarse de forma directa en los cuidados necesarios para su hijo, hecho que facilita su seguridad y disminuye el tiempo de ingreso en un ambiente cómodo y con el apoyo de profesionales sanitarios hasta recibir el alta hospitalaria.

El jefe del servicio de Neonatología del hospital, Félix Castillo, ha afirmado que este espacio propicia el método piel con piel y la lactancia materna, aumenta el bienestar y la intimidad de las familias, así como su implicación en los cuidados. El método piel con piel consiste en colocar al bebé desnudo en posición vertical de manera que su tórax entra en contacto con el del padre o el de la madre y genera beneficios en el desarrollo del hijo.

El nuevo espacio facilita que los padres y las madres puedan pasar muchas horas con sus hijos. Es un lugar idóneo para recibir la educación sanitaria necesaria para aprender los cuidados que requieren. “Muchos de los bebés necesitarán cuidados específicos cuando reciban el alta y se vayan a casa. En el "Com a casa" podemos educar de forma continua y más adecuada los padres, y estos tienen menos ansiedad. También mejoran las tasas de establecimiento de la lactancia materna, muy positiva en el desarrollo y evolución de los bebés, en especial de los prematuros”, añade Raquel Rodríguez, supervisora de enfermería del Servicio de Neonatología de Vall d’Hebron.

Las habitaciones permiten el aislamiento sonoro del exterior y regular la intensidad de la luz, de forma que favorece el sueño de los bebés y su desarrollo neuronal, así como el descanso de los progenitores. El riesgo de infecciones nosocomiales, aquellas enfermedades contraídas durante un ingreso hospitalario que no estaba en periodo de incubación, también se reducen gracias a que las familias disponen de un espacio privado, de forma que la estancia en el hospital es menor y se evita el reingreso.

“Com a casa” ha supuesto una inversión de 2,5 millones de euros y ha sido posible gracias a la campaña “Amb tu, com a casa”, que se puso en marcha en 2017 impulsada por la familia de Álvaro, un niño que pasó sus primeros tres meses de vida en el Servicio de Neonatología de Vall d'Hebron, nacido con solo 25 semanas de gestación y 650 gramos. "Qué difícil se hacía cuando llegaba la noche y teníamos que irnos a casa. Decíamos adiós a nuestro bebé deseando que la noche pasara rápidamente para poder volver al día siguiente a primera hora y conocer el parte nocturno", ha rememorado Lali, madre de Álvaro en el acto de presentación.



Te puede interesar
noticia_relacionada
Pfizer insinúa que Moderna miente al demandarla por copiar su patente
noticia_relacionada
Un nuevo fármaco muestra eficacia contra la metástasis cerebral generada por melanoma
noticia_relacionada
Riesgos de comprar online los alineadores dentales invisibles