logo_medicina
Síguenos

Nuevo Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil

El objetivo es reducir el sobrepeso y la obesidad infantil y adolescente en España en un 25% durante la próxima década.

Compartir
imagen banner

Por Julia Porras

10 de junio de 2022

El Gobierno ha presentado el nuevo Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil, cuyo objetivo es reducir el sobrepeso y la obesidad infantil y adolescente en España en un 25% durante la próxima década.

El nuevo plan ha sido impulsado desde el Gobierno y coordinado por el al Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil en Presidencia de Gobierno, con la Gasol Foundation como aliado.

Además, cuenta con el apoyo de organismos internacionales como la OMS o UNICEF.

 

Las claves del Plan

El nuevo documento refleja ocho puntos estratégicos para reducir el problema de la obesidad en la población más joven: 

1.Defender el derecho de niños, niñas y adolescentes a crecer de forma saludable, a crecer bien. ­

2. Apoyar una vida saludable desde el inicio, con intervenciones adaptadas a las                 distintas etapas de la infancia desde el embarazo.

3. Impulsar una transformación saludable de los estilos de vida de los niños . ­

4. Promover que los entornos donde viven y crecen los niños y niñas sean más               saludables, seguros y amigables. ­

5. Disminuir la brecha social y de género en el acceso a los estilos de vida saludables. ­

6. Informar, apoyar y empoderar a las familias con el refuerzo de los recursos públicos        dirigidos a la infancia.

7. ­Impulsar una gran alianza apelando a la corresponsabilidad de todos los actores              implicados en la salud de la infancia.

8. Mejorar los instrumentos de vigilancia de la obesidad infantil y sus determinantes.


La obesidad como epidemia

“El exceso de peso afecta a cuatro de cada diez niños y a tres de cada diez adolescentes en España. Esta situación es especialmente acusada en la infancia que vive en hogares con rentas bajas, que tiene el doble de posibilidades de desarrollar obesidad”, ha apuntado el presidente Pedro Sanchez durante la presentación del Plan. El jefe del Ejecutivo ha destacado que la obesidad infantil es uno de los principales problemas de salud pública del siglo XXI y uno de los factores de riesgo más importantes para las próximas décadas, de hecho, la OMS ha catalogado la obesidad como “epidemia del siglo XXI”.


Los datos sitúan a España entre los países de la Unión Europea con mayor prevalencia de obesidad y sobrepeso infantil junto con otros países del sur de Europa.

Según el último dato disponible para España del estudio ALimentación, Actividad física, Desarrollo INfantil y Obesidad (ALADINO3), de la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), en el marco de la iniciativa COSI, el 23,3% de los niños en nuestro país sufren sobrepeso y el 17,3% obesidad, siendo la obesidad más frecuente entre los niños y el sobrepeso entre las niñas.


Obesidad y pobreza
La desigualdad en la infancia tiene una relación directa con el exceso de peso infantil. España uno de los países de la Unión Europea en los que la tasa de riesgo de pobreza infantil y la de obesidad presentan una correlación más alta. A nivel del hogar, el porcentaje de niños y niñas con obesidad se duplica para los hogares con menos ingresos (23,7%) en comparación con los que tienen más ingresos (10,5%). La obesidad infantil se duplica en hogares con menos ingresos.


Factores desencadenantes de obesidad infantil
Además, según los datos del estudio, los progenitores en España infraestiman de forma importante el exceso de peso infantil: el 69,1% de los menores con exceso de peso son percibidos por sus progenitores dentro de un peso normal. Es decir, siete de cada 10 escolares con exceso de peso son percibidos por sus padres dentro de un peso normal.

La obesidad es más frecuente en niños con estilos de vida menos saludables, que realizan menos actividad física. Los estudios ALADINO y PASOS 2019 muestran que el 75,4% de los niños y el 65,2% de las niñas son activos, frente a un 23% que son sedentarios. Los escolares con alimentación menos saludable son también menos activos.


También se da más en niños que consumen menos frutas y hortalizas frente a un consumo mayor de alimentos procesados con azúcares y grasas y bajo contenido en fibra. Según datos de la iniciativa COSI, España es el país de la UE en el que menos niños consumen vegetales diariamente y el tercero en que menos consumen fruta diariamente.


Consecuencias de la obesidad infantil

El 55% de los niños con obesidad serán adolescentes con obesidad y el 80% de los adolescentes con obesidad serán adultos obesos.


Algunos de las graves consecuencias de la obesidad pueden ser síndrome de apnea del sueño, asma, hipersensiblidad bronquial a nivel pulmonar, alteraciones de la piel como estrías y rozaduras y aumento de la sudoración. También destaca la acumulación crónica de grasa en el hígado, alteraciones en la movilidad, dolores articulares y mayor riesgo de fracturas, diabetes, alteraciones hormonales en cuanto al nivel metabólico y por supuesto enfermedades cardiovasculares, como hipertensión arterial. En cuanto a salud mental puede provocar baja autoestima, ansiedad, depresión y trastornos de conducta alimentaria.

Además, todo esto acarrea una serie de problemas sociales, como discriminación y acoso, aislamiento y peor desempeño escolar.



Te puede interesar
noticia_relacionada
Bruselas podría vetar más de 5.000 sustancias por dañar a la salud y el medio ambiente
noticia_relacionada
España coopera con Honduras contra la desnutrición infantil
noticia_relacionada
La Covid se toma un descanso