logo_medicina
Síguenos

Día Internacional del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

Entre un 2 y un 5% de la población infantil padece TDAH

Se estima que más del 80% de los niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) continuarán presentando problemas en la adolescencia, y entre el 30-65%, en la edad adulta

Compartir
Entre un 2 y un 5% de la población infantil padece TDAH

Por Lucía de Mingo

13 de julio de 2022

“En casa es bastante complicado vivir con él. Javier es un niño muy exigente; te absorbe mucho, necesita muchísima actividad y quiere estar constantemente haciendo cosas. Además, es muy impaciente y se le olvidan las cosas.” Este es el testimonio de Virginia, la madre de Javier, un niño de 10 años que lleva diagnosticado de TDAH desde los cuatro y medicado desde los siete.

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo que suele manifestarse en la infancia, a partir de los siete años.  Se trata de uno de los trastornos más importantes dentro de la Psiquiatría Infanto-Juvenil, ya que constituye cerca de la mitad de sus pacientes.

Entre los síntomas más comunes se encuentran la dificultad para prestar atención, la hiperactividad y una conducta impulsiva. Por ello, el trastorno puede dividirse en tres subtipos: el paciente en el que predomina la incapacidad para atender, el paciente hiperactivo-impulsivo y el que combina ambos perfiles. Elena Daprá, psicóloga sanitaria experta en bienestar psicológico, afirma que, de los tres subtipos, el que más se encuentra en consulta, en pacientes con edades desde los 10 años, es el vinculado a la hiperactividad.  

A pesar de que no está clara la causa del desarrollo de este trastorno, sí se han determinado una serie de factores que intervienen como la genética, la exposición a toxinas ambientales como el plomo, los problemas con el sistema nervioso central, el consumo de alcohol, drogas o tabaco durante el embarazo o el nacimiento prematuro. En torno al 70 u 80% de los casos se presupone que su causa está ligada a un origen genético y solo en el 30 o 20% de los casos se atribuye como causa cualquiera de los factores anteriormente mencionados.

Cómo diagnosticarlo

El diagnóstico del TDAH es complicado ya que, en muchas ocasiones, los síntomas son compatibles con el trastorno, pero el paciente no lo padece. Para que un niño o adulto sea diagnosticado deben presentar varios  síntomas, de forma constante y prolongada en el tiempo y en diferentes ámbitos de la vida, es decir, en casa, en la escuela o el trabajo, en la relación con la familia y amigos… “Hay un sobrediagnóstico de este trastorno, es fácil confundir la sintomatología de un TDAH”.

Según explica Daprá para diagnosticarlo se acude a la realización de un examen por parte de un neurólogo. La incorporación del psicólogo también es esencial dado que lo que pase en el cerebro se refleja posteriormente en el comportamiento del paciente. Una vez se ha diagnosticado, el tratamiento viene de la mano de tres vías principales: la psicológica, la psicopedagógica y la farmacológica. Para la psicóloga “lo que pasa a nivel cerebral tiene unas repercusiones a nivel comportamental y emocional muy importantes”, por eso es esencial que cada paciente cuente con un tratamiento personalizado adecuado. La terapia cognitivo-conductual, ligada a la modificación de la conducta, es la que tiene mayor éxito. También se suele trabajar con la persona habilidades sociales, técnicas de relajación, control del estrés y de la ansiedad.

Si no se trata, la experta sostiene que el psicólogo se encuentra a una persona que tiene relaciones sociales conflictivas, tanto a nivel familiar como extrafamiliar o problemas académicos. No obstante, en el caso de Javier, su madre señala que estos últimos nunca ha sido un obstáculo, aunque sí que han tenido que romper relaciones con amigos porque no lo entienden. “Una de las cosas más difíciles es la incomprensión de los demás. Te genera mucha ansiedad ir a un sito porque sabes que va a haber algo en el comportamiento de tu hijo que no le va a gustar al resto”.

Por ello, Daprá hace hincapié en que es muy importante que desde pequeño se eduque al paciente y se le ayude a conocer qué le pasa, por qué y darle las herramientas para que el niño pueda tener una buena calidad de vida.



Te puede interesar
la-mitad-de-los-medicos-sufren-"burnout"-o-sindrome-del-trabajador-quemado-1666625114641
La mitad de los médicos sufren "burnout" o síndrome del trabajador quemado
pfizer-lanza-'un-acuerdo-por-un-mundo-mas-sano'-1653551204443
Pfizer lanza ‘Un Acuerdo por un Mundo Más Sano’
los-mejores-hospitales-espana
Estos son los mejores hospitales de España