logo_medicina
Síguenos
El Fonendo

Sindicatos contra la privada

Compartir

Por Luis del Val

2 de abril de 2022

En España, aproximadamente, de cada cuatro personas, una de ellas ha suscrito un seguro privado para cuidar su salud. Más de 11 millones lo han hecho y sigue aumentando. Y, la mayoría de ellas lo hacen, no porque la Sanidad Pública sea de baja calidad, sino por evitar las largas esperas en la atención primaria y,  luego, el aplazamiento hasta que te atiende el especialista, y no hablemos de aguardar una cirugía.


Esos más de once millones de personas no han suscrito un seguro médico porque la guardia civil los haya esposado y conducido por orden del juez para firmar el seguro, ni han recibido amenazas: lo han hecho porque han querido, en uso de su libertad, como en uso de su libertad pueden elegir un colegio privado, o ir a un museo privado. 


Ha habido manifestaciones sindicales en contra de la Sanidad Privada y poco menos que la solicitud de su cierre, pero si esos once millones de pacientes se volcaran sobre la Sanidad Pública, pasarían de la saturación al desastre. 


La sanidad privada se sostiene con las cuotas de sus asegurados, como las compañías de seguros de automóvil de las primas que pagan sus clientes. Ocurre a menudo que la Sanidad Pública no puede atender a la demanda, y concierta, con hospitales privados,  la contratación de camas para no tener a los enfermes en camillas y bajo tiendas de campaña. Los sindicalistas pata negra dicen que el precio de la cama contratada en la privada es más cara, mientras la privada argumenta que es más barata. Pero es falso que la medicina se esté privatizando. Se privatizan servicios, como los ayuntamientos privatizan servicios de limpieza o de jardinería. Eso no es privatizar. Si es más cara o más barata la cama concertada no lo sé. Lo que si sé es que la Pública tarda en pagar, y también me consta mi desconfianza hacia unos sindicatos que, hace algo más de un año se manifestaron, porque se iba a construir un hospital, que, por cierto, tuvo un brillante papel durante lo más crudo de la pandemia. Desconfiaría igualmente si los colegios de arquitectos protestaran porque se fueran a construir nuevos edificios o sospecharía de un sindicato de automoción que protestará porque se fuera a abrir una fábrica de automóviles. 





Te puede interesar
jose-s.-bonel-sedisa:-"los-directivos-tenemos-la-labor-de-mejorar-la-salud-de-la-gente"-1664530064104
José Soto Bonel, Sedisa: “Los directivos tenemos la labor de mejorar la salud de la gente”
Efectos-secundarios-orgasmos
Orgasmos: efectos secundarios
esta-la-contaminacion-del-aire-relacionada-con-el-deterioro-cognitivo-1660039483593
¿Está la contaminación del aire relacionada con el deterioro cognitivo?